Unas hermanas muy activas

M. GARCÍA

Las camareras de María Santísima de Consolación y Lágrimas, titular mariana de la corporación, engrosan un grupo de 54 mujeres muy activas durante el año. No solo procuran proporcionar el ajuar de la Virgen, entre otros aspectos, también promueven actividades con la finalidad de recaudar fondos para la obra social, además de reunirse cada mes y fomentar la convivencia entre ellas en la archicofradía.

«Nuestros encuentros comienzan con una merienda, que sufragamos con una cuota de cada una que también sirve para colaborar en proyectos, como ha sido una parte de la financiación del manto de la Virgen, concretamente, el ángel de la pieza bordada», explica la delegada de camareras, María Naranjo.

Asimismo, Naranjo recuerda que cada dos o tres meses se reúnen en la casa hermandad para organizar comidas, cada una aporta un plato con comida, sin olvidar su particular 'torrijada', durante la cual recaudan unos buenos beneficios y venden collares, pulseras y tazas con las imágenes del Cristo de la Sangre y de la Virgen de Consolación y Lágrimas.

Según María Naranjo, «el próximo proyecto es pagar el exorno floral del trono de la Virgen para la próxima salida procesional del Miércoles Santo».

Por otro lado, la agenda de estas mujeres, que comprenden las edades entre los 18 y los 86 años, también contempla visitas a la residencia de ancianos Nuestra Señora de la Esperanza de Churriana, como gesto con los más mayores cuando llega la Navidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos