Enrique Salvo restaura una Dolorosa barroca del Santo Ángel

Dolorosa dieciochesca restaurada por Salvo. :: sur/
Dolorosa dieciochesca restaurada por Salvo. :: sur

RAFAEL RODRÍGUEZ MÁLAGA.

El restaurador Enrique Salvo Rabasco acaba de concluir la restauración de una Dolorosa dieciochesca que, según advierte el propio artista, pertenece al círculo de la saga de los Asensio de la Cerda. La imagen, que ya se encuentra al culto en la parroquia del Santo Ángel, templo ubicado en la calle Ayala, en la zona de Huelin, es de tamaño algo menor del natural (detenta una altura de 1,40 metros) y fue realizada por un anónimo imaginero del ámbito malagueño en madera tallada y policromada.

En palabras de Salvo Rabasco, la talla presentaba un estado de conservación «lamentable» con una gruesa capa de repintes sobre la encarnadura original «que desvirtuaba profundamente los valores artísticos originales de esta magnífica pieza escultórica», comentó el restaurador. Asimismo, la efigie lucía «postizos de pelo natural que no eran acordes con la tipología de Dolorosa y se habían improvisado artilurgios en su interior que ponían en riego su consolidación estructural», añadió Salvo.

Todos estos deterioros estéticos y estructurales han sido corregidos y estabilizados en el proceso de restauración llevado a cabo por Enrique Salvo, consiguiendo devolver la imagen a su apariencia primitiva, tal y como su autor la concibió en su día, cuyo rostro «recuerda las creaciones de Antonio Asensio de la Cerda, fundamentalmente, con obras como la Virgen del Amor Doloroso (hacia 1760-1775) de la Archicofradía de la Pasión antes de la intervención de Luis Ortega Bru», realizada en el año 1977.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos