Diario Sur

COLAS DE ÉXITO

Las colas habidas en los templos con motivo del magno besapiés del Año de la Misericordia han corroborado lo que ya apuntábamos en estas páginas la semana pasada, es decir, que el evento iba a ser un éxito. Y lo ha sido. Hay que felicitar, por tanto, a la Agrupación de Cofradías por la organización del besapiés y al Obispado por autorizarlo. La lástima es que como culmen de un acontecimiento que ha llenado las iglesias no hubiese una procesión extraordinaria con alguna de las representaciones de Jesucristo que se veneran en Málaga. Habría sido otro triunfo incontestable y habría abarrotado las calles, pero como no tiene sentido hablar de lo que pudo ser y no fue, lo mejor es destacar que el besapiés ha demostrado que los cofrades malagueños acogen siempre con los brazos abiertos actos y actividades relacionadas con las imágenes de las cofradías ya sean agrupadas o no.

Otro elemento a reseñar es que la amplitud de horario de los templos facilitó que la gente entrase en ellos, porque hay algunos que casi nunca tienen las puertas abiertas. Así pues, sin caer en la autocomplacencia -que sería un error hacerlo- hay que señalar que el besapiés se desarrolló con notable empuje y confirmó las ganas de los cofrades de participar en eventos de primer nivel. Todas las cofradías pusieron interés y hubo algunas que se trabajaron con esmero la puesta en escena de sus Cristos. Enhorabuena.