Diario Sur

Málaga, a los pies de sus Cristos

fotogalería

Altar montado por la Cena bajo el coro de la iglesia de los Mártires. / Fernando González

  • Los templos se llenan de fieles en la primera jornada del magno besapiés por el Año de la Misericordia

  • San Pablo con el Cautivo, los Mártires y San Juan, iglesias con mayor afluencia en un día en el que destacaron los altares de la Sentencia, Cena, Sepulcro y Redención

La Málaga cofrade vivió ayer un intenso día en la primera jornada del magno besapiés de los Cristos de hermandades de pasión, agrupadas o no, organizado por la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga con motivo del Año de la Misericordia –así proclamado por el Papa Francisco– y que ha contado con el apoyo del Obispado de Málaga. Miles de personas llenaron iglesias, capillas y oratorios en el Centro y en los barrios de la capital. La afluencia fue mayor a lo largo de la tarde –por la mañana era laboral– y hoy, sábado, se espera que las cifras de visitantes de ayer se superen, puesto que está prevista la llegada de cofrades de otros puntos de la provincia y Andalucía.

  • Fotos del besapiés magno en Málaga

La característica principal, siguiendo las recomendaciones dadas por las Agrupación, fue que la mayoría de las imágenes presentaron una estampa diferente a la habitual, en sus lugares de culto o en salidas procesionales, para darle una mayor singularidad y un carácter extraordinario al evento religioso. Un ejemplo llamativo fue que el Santo Cristo Coronado de Espinas (Estudiantes) llevó una clámide de brocado en lugar de la de terciopelo burdeos; una pieza realizada ‘ex profeso’ para el besapiés. Asimismo, imágenes como los Cristos de la Exaltación, Ánimas de Ciegos o Vera-Cruz que suelen estar en posición vertical se situaron en horizontal.

Besamanos en la Trinidad

Una de los templos que registró una mayor presencia de fieles fue San Pablo, donde la imagen de Jesús Cautivo en lugar de en besapiés –como suele estar todos los primeros viernes de mes– estuvo en besamanos, un hecho que no ocurría desde hace más de dos décadas. Delante de la imagen del Señor de Málaga se vieron algunas de las colas más concurridas, especialmente en horario vespertino.

Al afrontar el montaje de los altares hubo cofradías que optaron por la sencillez y otras apostaron por una puesta en escena más compleja y elaborado. Muy comentados y alabados fueron los altares instalados en la capilla del Císter de la Hermandad del Sepulcro: el Señor muerto fue situado sobre el catafalco en el que cada Viernes Santo es procesionado, y en la iglesia de los Santos Mártires, donde la Cofradía de la Cena dispuso al Señor y a los apóstoles en una original distribución, dando a la figura de Cristo una mayor relevancia.

En la iglesia de San Juan destacaron, por un lado, el Cristo de la Redención, cuya cruz estaba situada sobre un conseguido monte de corcho, en el que sobresalía una calavera, y, por otro, el Señor de la Sentencia, colocado en un altar profusa y bellamente exornado, lució en la citada parroquia, donde recibe culto provisionalmente por las obras en la iglesia de Santiago.

En San Julián, templo en el que Jesús El Rico está expuesto a la veneración de las fieles por la citada restauración de Santiago, este Nazareno ofreció una estampa con el Cirineo que habitualmente lleva la Pasión. Asimismo, la Agrupación de Cofradías recreó el pasaje de la Resurrección. Para ello, montó un impactante altar presidido por el Cristo Resucitado, acompañado de las imágenes del ángel de la Archicofradía del Huerto, la Magdalena de Mena y dos soldados romanos de José Capuz que dejaron de procesionarse hace décadas.

La jornada ofreció la estampa del continuo trasiego de cofrades de un templo a otro, como por ejemplo hicieron el presidente de la Agrupación,Pablo Atencia, y miembros de su junta de gobierno, que entre ayer tarde y hoy tienen previsto visitar todas las imágenes expuestas. «Estamos muy satisfechos del desarrollo de la jornada y de la respuesta de la gente. La idea del besapiés era abrir los templos a los malagueños y se está cumpliendo», afirmó.

El primer día del besapiés dejó algunas singularidades y detalles. La agrupación musical San Lorenzo Mártir dio un concierto de marchas procesionales por la noche en la iglesia de las Dominicas, donde se venera a Jesús de Viñeros. En San Juan, ante la imagen de la Vera Cruz, situada en la capilla de Lágrimas y Favores y no en el altar mayor, se situaron dos niños ataviados de ‘carrancanos’ (una vestimenta entre monaguillo y vestidor), figura que se sitúa junto a la cruz guía en la procesión. Por su parte, la Hermandad de las Penas tuvo a dos jóvenes ataviados con librea junto al Cristo de la Agonía en su oratorio.