La obra del metro obliga a las cofradías de la zona norte a entrar en la Alameda por la calle Ordóñez

La obra del metro obliga a las cofradías de la zona norte a entrar en la Alameda por la calle Ordóñez
  • El recorrido oficial no experimentará cambios para la Semana Santa del año que viene y su posible remodelación se aplaza a 2017

Las obras del metro ya están llamando a las puertas de la Alameda Principal y uno de los colectivos que van a tener que adaptarse a ellas son las cofradías de la Semana Santa. La entidad que las aglutina ya les ha comunicado oficialmente que, debido a la ocupación del lateral norte de la Alameda para los tajos del suburbano, todas las procesiones que procedan de la zona norte de la ciudad tendrán que acceder hacia el recorrido oficial por la calle Ordóñez. Torregorda queda vetada al paso de los cortejos, ya que allí se ubicará una planta de lodos, que también ocupará parte de Panaderos.

Aún no está claro qué parte de los trabajos del túnel del metro dará tiempo a realizar hasta finales de febrero, cuando deberían comenzar las labores de reposición para permitir el paso de las procesiones a partir del 20 de marzo, Domingo de Ramos, pero los responsables de la Consejería de Fomento han reiterado a los directivos de la Agrupación de Cofradías su compromiso de que la Semana Santa no se va a ver afectada por las obras, más allá de esta obligación de que todos los cortejos de la zona norte entren por Ordónez.

Así lo confirmó a este periódico el presidente de la Agrupación, Pablo Atencia, quien calificó de «satisfactoria» la reunión que mantuvo con los responsables del metro. «Nos reiteraron su voluntad de que no va a afectar a la Semana Santa», resaltó. De hecho, está previsto que no haya variaciones significativas en la disposición de las tribunas y sillas contiguas a los tajos de las obras.

Respecto a la remodelación del recorrido oficial, Atencia confirmó que no se llevará a cabo para el año próximo y que, en todo caso, se aplazaría para 2017. «Se ha creado una comisión para abrir el debate sobre este asunto pero aún no se ha tomado una decisión», señaló el presidente, quien añadió que se va a repartir a todas las cofradías una encuesta para que indiquen qué problemas de horarios e itinerarios tienen, de forma que se les intente buscar una solución.