Diario Sur

Pedro Luis Gómez recrea una charla de dos personajes del siglo XVII en el pregón de Viñeros

vídeo

Pedro Luis Gómez y Antonio Garrido, durante el pregón en la sala María Cristina / Eduardo Nieto

  • Ese diálogo, mantenido con el profesor Antonio Garrido, sirve para recordar los hechos más destacados de los 400 años de la hermandad

El periodista y director de Publicaciones de SUR, Pedro Luis Gómez, escenificó anoche una charla entre dos personajes del siglo XVII (maese Antonio y maese Pedro) en el pregón del 400.º aniversario de la fundación de la Hermandad de Viñeros. El acto se celebró en el antiguo conservatorio María Cristina. El propio Pedro Luis Gómez y el profesor Antonio Garrido se metieron en la piel de dos imaginarios malagueños de 1615 y recrearon una conversación sobre una serie de hechos y de personas importantes relacionados con el Nazareno de Viñeros.

El pregón estuvo estructurado en tres partes. En la primera y en la tercera aparecieron maese Antonio y maese Pedro, que mantuvieron un diálogo, ambos sentados, mientras que en la segunda Pedro Luis Gómez se adentró en la cara más clásica del pregón, en la que ensalzó las virtudes de la hermandad y destacó la estrecha vinculación que, a través de sus cuatro siglos de vida, la cofradía ha establecido con el mundo del vino de Málaga.

El acto comenzó con dos piezas musicales interpretadas por la capilla musical Maestro Iribarren. El escenario se adornó con un cuadro del Nazareno de Viñeros, pintado por Raúl Berzosa, y con un ramo de flores. Tras la música barroca de capilla, Gómez y Garrido se convirtieron en maese Pedro y maese Antonio. Utilizaron ese recurso para ir desgranando, como si estuviesen en 1615, los hechos más relevantes que le han sucedido a la Hermandad de Viñeros a lo largo de sus cuatro siglos de historia. Así, Antonio Garrido dijo: «La de cosas buenas que nos van a pasar. Gloria para el Nazareno mercedario que bendecimos hace unos días».

Bula papal para la llave

A lo que Pedro Luis Gómez respondió: «Este 19 de marzo de 1615 quedará para siempre en la historia del cristianismo malagueño. Mire, maese, no me equivoco al decirle que dentro de un tiempo llegará una carta de Roma, una bula papal, en la que se otorgará a nuestro Nazareno el privilegio de llevar la llave del sagrario en su mano derecha». En su diálogo, los dos personajes fueron anticipando los acontecimientos singulares que jalonan el caminar de la cofradía y mencionaron una serie de nombres claves en el devenir de Viñeros.

Tras la primera parte de la charla, comenzó el pregón en solitario de Pedro Luis Gómez, que lo pronunció de pie delante del atril. «¡Aquí estoy ya, Señor de Viñeros! Soy un humilde cofrade al que tus hermanos, los que te miman y cuidan en el día a día, han elegido para que haga de heredero de aquel maese Pedro y de aquel maese Antonio. Vengo a cantar tus cuatro siglos en Málaga, y tus 2015 años de vida, para decirte que son 400 años, que nos bendices y produces el milagro que de la tierra broten el pan y el vino, que son cuatro siglos de creencias y más de 21 siglos de vida. Jesús de Viñeros, Dios hecho hombre, padre de la vid, dador de vida».

Gómez indicó que su pregón tenía un doble cometido. Primero, celebrar los 400 años de la hermandad y, segundo, anunciar la bendición de las uvas y el vino que hará el Nazareno. «Que tú eres el amo de las vides, Señor de Viñeros». El pregonero se refirió a la unión de la cofradía con el gremio de los vinateros. «Vinos y cofradías fueron, son y serán la Málaga de siempre, que ha perdido cultura, tradiciones y barrios, pero que en cosas tan dispares mantiene unas señas de identidad». El pregonero, tras recomendar tomar un vino de Málaga en vez de beber otros tipos de bebidas alcohólicas, citó al Consejo Regulador.

Brindis por la paz

En otro momento del pregón, Antonio Garrido, desde el escenario, recitó una poesía a Nuestra Señora del Traspaso y Soledad de Viñeros. Seguidamente, la capilla musical Iribarren interpretó un tema dedicado a la Virgen María. Pedro Luis Gómez continuó con su pregón para alzar simbólicamente una copa y brindar por la paz. Seguidamente, hubo otra pieza musical.

Tras acabar su intervención, el acto prosiguió, puesto que de nuevo maese Pedro y maese Antonio tomaron la palabra. «¡Viva Jesús de Viñeros y su Madre de la Soledad! ¡Viva Málaga y su tierra!», exclamó Antonio Garrido. «¡Vivan sus vinos! ¡Viva la Semana Santa de Málaga, que esto, ahora ya sí, ha terminado!», afirmó Pedro Luis Gómez. Onda Azul Televisión emitirá el pregón el sábado a las 18.00 y el domingo a las 22.00 horas.