diariosur.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 16 / 24 || Mañana 14 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
El silencio de Rajoy sobre los ministrables dispara las apuestas

el próximo gobierno

El silencio de Rajoy sobre los ministrables dispara las apuestas

22.11.11 - 19:33 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El silencio de Rajoy sobre los ministrables dispara las apuestas
Aznar, junto a Mariano Rajoy y Ana Mato. / Efe
Mariano Rajoy pretende guardar el secreto hasta la víspera de Nochebuena, fecha en la que quiere presidir su primer Consejo de Ministros. El sigilo que impone el líder del PP sobre posibles ministeriables provoca un efecto inverso al que persigue, que no es otro que el sosiego. De hecho, cada día se multiplican las especulaciones sobre quién ocupará una u otra cartera, lo que provoca desconcierto y, sobre todo, malestar entre los citados en unas quinielas que, a veces, persiguen precisamente restar opciones a según qué candidatos.
Mariano Rajoy solo desveló durante la pasada campaña electoral el perfil de los miembros de su primer Ejecutivo. No habrá cuotas ni por sexos ni por territorios ni por edades. Lo que sí tiene claro es que, a diferencia de lo que ha ocurrido en Italia, no quiere un equipo de «tecnócratas» sino de «políticos preparados que sepan de lo que hablan». No obstante, dejará un hueco para algún independiente.
Una sensación compartida por varios dirigentes del PP es que Rajoy recurrirá a «uno o dos» exministros de José María Aznar. También pescará entre aquellos miembros de la actual cúpula popular que tuvieron un papel secundario con Aznar, sin olvidar a la nueva camada popular. Un amplio espectro en el que cabrían, por ejemplo, Soraya Sáenz de Santamaría, Alberto Ruiz Gallardón, Luis de Guindos, Cristóbal Montoro, José Manuel González Páramo, Ana Pastor, Miguel Arias Cañete, José Manuel Soria, José María Lasalle y Ana Mato.
Un nombre fijo en todas las apuestas es Sáenz Santamaría, máxime ahora que Rajoy le ha encargado cerrar con el Ejecutivo socialista todo el traspaso de poderes. Un nombramiento que refuerza la convicción de que la exportavoz parlamentaria es la mano derecha del líder del PP y que suya será la vicepresidencia política o, de no existir el puesto, el Ministerio de Presidencia y la portavocía del Ejecutivo.
Alberto Ruiz Gallardón cumplirá, según todos los pronósticos, con su sueño de ser ministro, si bien no hay unanimidad en qué departamento. Suena para Administraciones Públicas, Fomento e, incluso, para Defensa o Interior.
El Ministerio con más novios es el de Economía. Suenan media docena de nombres, aunque los más repetidos son Luis de Guindos, ahora en el Instituto de Empresa y consejero de Endesa, y que fue secretario de Estado de Economía en el último Gobierno de Aznar; Cristóbal Montoro, responsable del área económica del PP; y José Manuel González-Parámo, único miembro español en el consejo ejecutivo del Banco Central Europeo. Su designación, barruntan en el PP, supondría un mensaje a la UE sobre las intenciones de Rajoy de cumplir sus compromisos.
Nombres y nombres
Además de exministros de Aznar, Ana Pastor y Miguel Arias Cañete forman parte del núcleo de máxima confianza de Rajoy. Pastor, que podría repetir en Sanidad, también suena para presidenta del Congreso. Arias Cañete, al que el líder del PP ha nombrado en todos sus mítines como ejemplo de lo que debe ser un ministro de Agricultura, podría acabar en el Ministerio de Asuntos Exteriores. No es diplomático, pero ha sido parlamentario europeo y, además, habla inglés, francés, alemán e italiano.
José Manuel Soria, «tras una larga ‘mili’ en Canarias» como él mismo suele ironizar, ya ha conseguido su escaño en el Congreso. Hombre moderado y trabajador, sería otra de las posibles bazas de Rajoy para Administraciones Públicas e, incluso, Agricultura. «¡Soria ministro!», le gritaron al presidente del PP durante el mitin que ofreció en Las Palmas. Y Rajoy, en contra de su costumbre, no se limitó a sonreír y seguir con su discurso, sino que respondió: «Vosotros poneros a currar, haced que gane las elecciones y luego ya veremos». Dos tercios de la hipótesis se han cumplido.
José María Lasalle, amigo de Rajoy, destaca en las apuestas para el Ministerio de Cultura –que podría fusionarse con Educación–. Ha sido portavoz en la comisión de Cultura en el Congreso.
La inclusión de Ana Mato en las quinielas obedece al posible empecinamiento de Dolores de Cospedal en continuar como secretaria general, tarea que Rajoy estaría encantado de encargar a Mato. En caso contrario, premiaría su dedicación al partido con un Ministerio.
En Tuenti
Galerías de Fotos
más fotos [+]
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.