Miércoles, 25 de abril de 2007
Registro Hemeroteca

en

MÁLAGA

MÁLAGA
El monte vuelve a Mijas
Financiera y Minera termina la restauración de la cantera de Los Arenales en la Sierra Blanca. Con más de 7.000 árboles plantados es la primera gran mina de roca caliza recuperada en Andalucía, que ahora tiene vocación de parque forestal
El monte vuelve a Mijas
ÁRBOLES. Dentro de cinco años tapizarán buena parte de los taludes, y dentro de diez, el impacto paisajístico actual será bajísimo.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
RESTAURACIÓN
La restauración de la cantera 'Los Arenales' en la que se ha aplicado la técnica de 'blanqueo descendente' ha tendido tres objetivos principales, tal y como explica la Compañía General de Canteras (Financiera y Minera):

Estabilizar taludes: Se eliminó al principio el talud único que se había creado antes de que llegara Financiera y Minera. La transformación se hizo por fases, y para ello se crearon bancales o bermas de cuatro metros de ancho y 12 metros de altura, con una pendiente no superior a los 21 grados. En estos pasos se han tenido en cuenta las medidas necesarias para reducir los riesgos de erosión y las escorrentías del agua.

Huecos: Al mismo tiempo que se han estabilizado los taludes, se han ido preparando los huecos donde se plantarían los árboles y matorrales. En los huecos se han plantado más de 7.500 ejemplares de árboles propios del monte mediterráneo como los pinos carrascos y piñoneros, el algarrobo, la encina, el quejigo y el acebuche, y más de 12.000 de matorrales como el lentisco, la coscoja, la aulaga, la santolina, el romero y el tomillo. Todas estas plantas se están alimentando a través de riego por goteo, que se irá quitando de forma gradual cuando se vayan adaptando al medio. Italcementi se compromete a hacer un seguimiento de la vegetación durante dos años. En la zona baja, se ha habilitado un espacio que tiene vocación de parque forestal.

Impacto paisajístico: Dentro de cinco años habrá disminuido, pero el gran cambio se podrá producir dentro de unos diez, cuando los árboles cubran buena parte de los taludes, que actualmente tienen doce metros.

Publicidad

LA Sierra de Mijas tiene tres mellas: una, la de la mina a cielo abierto de Financiera y Minera, que acaba de ser restaurada; otra, la de la cantera de otro grupo, que sigue los mismos pasos; y por último, el gran incendio que asoló estas cumbres en 2001, y que una impresionante regeneración natural de pinos carrascos y piñoneros está haciendo al pueblo olvidar lo que en su día fue una tragedia. Hoy, afortunadamente, estas tres mellas llevan el camino de tornarse en el monte recuperado de la Sierra de Mijas, que quiere mostrar una postal diferente: la de la regeneración natural (la que propicia por sí sola la naturaleza a través de los piñones de los pinos) y la de la regeneración artificial, que se ha realizado en la cantera Los Arenales, la primera gran mina a cielo abierto de piedra caliza restaurada en Andalucía. El presidente de Financiera y Minera, Hervé de Saint Pierre 'devolvía' ayer el monte de 45.000 metros cuadrados al Ayuntamiento de Mijas. Su alcalde, Antonio Moreno, no dudó en decir que Financiera y Minera «se iba de buenas maneras» haciendo alusión al trabajo de restauración, que ha conseguido un premio nacional y otro andaluz. Moreno fue llano y sincero: «Un acto así no es muy frecuente en nuestra geografía». Y la delegada de Innovación, María Gámez, se alegró de que «una actividad, en principio, agresiva con el medio, tuviera un buen fin».

Vocación de parque

Lo que fue la cantera es ahora un bocado en el monte, que tiene vocación de parque forestal. Para ello, Financiera y Minera ha realizado un total de 12 bancales o bermas con cuatro metros de anchura, 12 de altura y 21 grados de inclinación. Los bancales o terrazas son necesarios en cualquier restauración de una cantera, ya que si se corta el monte a tajos es imposible volver a darle vida a un espacio en el que no queda un resquicio de tierra para plantar. Y aquí, en este espacio han plantado ya más de 7.500 ejemplares de árboles autóctonos del monte mediterráneo como son pinos carrascos y piñoneros, algarrobos, acebuches, higueras, encinas y quejigos; estos cuatro últimos con el objetivo de servir de alimento a la fauna de la zona, como son pequeños pájaros, jabalíes o cabras monteses. Esto lo explica muy bien el alma de la restauración de esta cantera, Juan Arjona, el que fue durante más de 30 años jefe de explotación de esta mina a cielo abierto, que en 1994 compró el Grupo Italcementi.

Además, como vegetación de acompañamiento, la compañía ha repoblado también con más de 12.000 plantones de matorral como lentisco, coscoja, aulaga, santolina, romero y tomillo. Para ello, se ha mejorado la tierra de los taludes con una capa vegetal de 30 centímetros a la que se le han añadido restos de podas de los trabajos de clareo del pinar que se están realizando en la sierra. Todo esto se alimenta a través de riego por goteo, que se abastece de dos depósitos de agua.

Acabar con el impacto

Además, cada árbol ha contado con «un hoyo de un metro cuadrado con el objetivo de que enraizase mejor», según subraya Juan mientras muestra el porte de un algarrobo de más de un metro de altura. El impacto paisajístico de este monte empezará a eliminarse dentro de cinco años cuando esta vegetación crezca tapando parte de los taludes, que actualmente tienen 12 metros de altura. Pero, biólogos y técnicos consultados por este periódico indican que el verdadero cambio se producirá dentro de diez, cuando los árboles, con mayor porte, cubran buena parte de este espacio, que ahora tiene vocación de parque forestal. En la zona baja se han plantado decenas de ejemplares en lo que será un área recreativa con mesas y bancos.

Un gran globo azul da un paseo a los más atrevidos por una sierra, la de Mijas, que poco a poco recobra sus orígenes. Al lado, un helipuerto para que los miembros del efectivo contra incendios vigilen de cerca este increíble macizo que conecta por el norte con Alhaurín El Grande y por el este, con Alhaurín de la Torre, donde algún día los canteros también tendrán que devolver las explotaciones al pueblo, y este será un antecedente del que se pondrá aprender y también mejorar.

 
Vocento

Contactar |Staff | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo | Club Lector 10

Canales RSS