Viernes, 13 de abril de 2007
Registro Hemeroteca

en

MÁLAGA

ABOGADO Y ESCRITOR
Leonardo Cervera: «La Guerra Civil es una veta inagotable en términos literarios»
Cervera recrea en su novela 'La primera en el peligro de la libertad' las semanas previas a la caída de Málaga en manos de los franquistas Profundiza en el episodio del rescate de la mano de Santa Teresa por las tropas nacionales
Leonardo Cervera: «La Guerra Civil  es una veta inagotable en términos literarios»
AUTOR. Leonardo Cervera presenta hoy su obra. / FERNANDO GONZÁLEZ
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
LA OBRA
Título: 'La primera en el peligro de la libertad'.

Autor: Lorenzo Cervera Navas.

Editorial: Arguval.

Páginas: 541.

Presentación: Hoy a las 19.30 horas en la sede de Cajamar de la calle Tomás Heredia, 14.

Publicidad

El abogado Leonardo Cervera (Málaga, 1970) debuta en el mundo de la novela con 'La primera en el peligro de la libertad', obra ambientada en Málaga durante la Guerra Civil española.



¿Cómo surge la idea de esta novela?

Hace tres años, una amiga me organizó una entrevista con su abuela, una mujer de origen humilde de El Palo, que tenía 12 años cuando la Guerra Civil y que tiene extraordinarios recuerdos de los tiempos de la guerra, incluida la huida por la carretera hacia Almería en la que participó. Aquella conversación me dio la inspiración necesaria para lanzarme de lleno a este proyecto. A partir de ese momento pasé muchos meses documentándome y visitando archivos y bibliotecas. La escribí en Bruselas y escribir sobre Málaga en la lejanía, era una forma de acercarme a mi ciudad.

¿Por qué el tema de la Guerra Civil?

Soy de los que piensan que para contar una buena historia no hace falta situar a los personajes al otro lado del mundo ni fantasear demasiado porque la realidad siempre supera la ficción. La Guerra Civil española, en términos literarios, constituye una veta prácticamente inagotable. Por desgracia, la ciudad de Málaga fue protagonista de uno de los episodios más trágicos y desgarradores de la Guerra Civil española, así que me pareció el marco idóneo para desarrollar una novela de ambientación histórica.

La narración, día a día, arranca el 22 de diciembre de 1936, ¿por qué?

La fecha no está elegida al azar. Ese día se produjo el desembarco de la cabeza de lanza del ejército expedicionario italiano: 3.000 camisas negras, voluntarios a la fuerza, desembarcaron en el puerto de Cádiz. El ataque a Málaga se produjo semanas más tarde, con el apoyo de 12.000 efectivos italianos, tanques, aviones, artillería motorizada en definitiva, un ejército ultramoderno que machacó a las débiles y desorganizadas defensas republicanas, mal armadas y peor dirigidas. La cronología va acercando al lector a la fatídica fecha del 8 de febrero de 1937, fecha de la toma de la ciudad por las tropas hispano-italianas, recreando así la agonía de la Málaga republicana, cercada por tierra, mar y aire, e ignorada por el gobierno de Valencia que hacía oídos sordos a las desesperadas peticiones de ayuda de las autoridades malagueñas.

¿Qué encontrará el lector en el libro?

La novela pretende emocionar y entretener y al mismo tiempo ofrecer una visión objetiva y generacionalmente distante de un episodio bélico de la Guerra Civil española poco conocido: la batalla de Málaga, que tuvo un desenlace trágico bastante más conocido: el éxodo masivo de la población por la carretera hacia Almería. Ésta no es una novela sobre la desbandada sino una novela sobre las últimas semanas de la Málaga republicana y una explicación de las razones políticas, sociológicas y militares que estuvieron detrás de esa catástrofe humanitaria sin precedentes hasta aquella fecha en la historia europea.

En la novela, hay una mezcla de ficción y realidad.

El libro ofrece un trasfondo histórico tan fidedigno, fruto de años de investigación, que al lector le es muy difícil diferenciar la historia de la ficción y no sabe nunca si lo que está leyendo ocurrió de verdad. La mayoría de los combates y bombardeos descritos en la novela se corresponden con las informaciones extraídas de archivos civiles y militares. En otros casos, la realidad y la ficción se dan la mano, como así es el caso del hallazgo de la mano incorrupta de Santa Teresa de Jesús, que unos milicianos habían robado de un convento carmelita de Ronda al comienzo de la guerra, y de la que se apropió Franco tras la conquista de Málaga, no consintiendo jamás devolver la reliquia a sus legítimas propietarias ni separarse físicamente de la misma. Parece claro que Franco debía otorgar alguna clase de protección sobrenatural a este objeto.

 
Vocento

Contactar |Staff | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo | Club Lector 10

Canales RSS