Jueves, 4 de enero de 2007
Registro Hemeroteca

en

MÁLAGA

MÁLAGA
Donantes de abrazos
Los alumnos de un instituto se suman con un vídeo a un movimiento mundial para repartir cariño en plena calle
Donantes de abrazos
PARTICIPACIÓN. Mayores y niños corrieron a abrazarse a los jóvenes.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Puede que acabaran con agujetas en los brazos, pero no será esa la razón por la que nunca lo olvidarán. Fue el pasado 21 de diciembre, cuando tres jóvenes alumnos del instituto Las Viñas de Mollina batieron seguramente el récord de número de abrazos en un sólo día en Málaga. Armados cada uno con un cartel, se apostaron en plena calle Larios con la única misión de rodear con sus brazos a todo aquel que estuviera dispuesto a dar y recibir cariño. Al final, la experiencia fue inolvidable «No nos esperábamos que la gente se animara como lo hizo», confiesa Juan Carlos Reyes, de 16 años, uno de los partícipes en la iniciativa, que forma parte del movimiento mundial Free Hugs (Abrazos Gratis, en español) que surgió en Australia hace un par de años y que se ha propagado por ciudades de todo el planeta gracias a las imágenes volcadas en Internet.

Toda la escena de Málaga quedó grabada en un video que fue colgado en la red en Nochevieja y que ya ha recibido cerca de 50.000 visitas (la población de Mollina multiplicada por 10). «Una noche vi el vídeo original y me emocioné. Entonces pensé que era una buena actividad para hacer con los chicos», explica Ángel Rueda, profesor de informática que fue quien decidió llevar a la práctica la idea en forma de trabajo para un taller de edición de video digital. Él fue quien grabó las imágenes y quien elaboró el montaje final, por el que ha recibido las felicitaciones de más de un centenar de personas de toda España que admiten haber llorado y haber sentido cómo se les erizaba la piel viéndo las escenas por Internet.

Sus alumnos de 4º de ESO también aseguran que se sintieron muy emocionados durante la grabación, sobre todo por lo bien que se lo tomó la gente de la calle, que los abordaban por doquier en busca de su abrazo. «La gente nos grababa, nos hacía fotos... Todos nos decían que era muy bonito. Fue un exitazo», relata Yamila García. No en vano, con sus brazos estrecharon a toda clase de personas: niños, mayores, limpiadores, albañiles, camareros, bomberos, ciclistas y carteros aparecen en el video abrazando a los jóvenes, quienes recuerdan que todo el mundo se marchaba con una sonrisa en los labios. «Hubo una anciana que se emocionó tanto que nos regaló un cupón y una tableta de chocolate», cuenta Yamila.

Promover valores

La tercera 'abrazadora' oficial, Rocío Rojas, admite que al principio se sintió un poco cortada, pero que luego todo fue sobre ruedas: «Mucha gente nos preguntaba que para qué era lo que estábamos haciendo. Les decíamos que era un trabajo con el que queríamos simbolizar la paz en el mundo». Ángel Rueda apela a los valores de solidaridad y cariño del movimiento Abrazos Gratis para justificar la actividad. «Creo que era importante para motivar a los alumnos y para ofrecer otra cara de la educación, ahora que está tan de moda lo de la violencia en las aulas», apunta Rueda, quien dice que ya se han puesto en contacto con él otros profesores para poner en marcha iniciativas similares en sus centros.

 
Vocento

Contactar |Staff | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo | Club Lector 10

Canales RSS