Lunes, 27 de noviembre de 2006
Registro Hemeroteca

en

MÁLAGA

MÁLAGA
Crónica de una huida
En febrero de 1937, las tropas nacionales tomaron Málaga. Más de 100.000 personas abandonaron la ciudad. En su éxodo hacia Almería sufrieron las penalidades del camino y los ataques franquistas. Un libro relata su historia
Crónica de una huida
FAMILIA. Marchaban con lo poco que tenían.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
EL LIBRO
Título: 'Carretera Málaga-Almería (febrero de 1937)'.

Autores: Jesús Majada y Fernando Bueno.

Editan: Editorial Caligrama y el Ayuntamiento de Vélez-Málaga.

Páginas: 331 páginas

Contenido: Se incluyen 55 testimonios de otras tantas personas, de los dos bandos aunque principalmente del republicano, y narran aquellos episodios. Asimismo, en el libro se publican 71 fotografías, algunas inéditas.

Precio: 10 euros.

LIbrerías: Luces y Prometeo en la capital.

Publicidad

LA fotografía lo dice todo. Las caras que miran a la cámara son el reflejo del cansancio, la derrota y la desesperación. Son niños, mujeres, ancianos y adultos, a pie o en caballerizas, andando sobre una carretera polvorienta. La larga fila se pierde en la escarpada orografía del terreno. Sobre sus piernas llevan más de 120 kilómetros de penalidades y ataques de los buques franquistas varados en el cercano mar y de los temibles aviones alemanes e italianos. Vienen desde Málaga huyendo de la guerra y la represión. La capital ha sido tomada hace sólo unos días y ellos se dirigen a Almería por la costa.

Su trágica historia es ahora recuperada en un libro, 'Carretera Málaga-Almería (febrero de 1937)' escrito por dos estudiosos de este episodio de la historia de Málaga, Jesús Majada y Fernando Bueno. A través de cincuenta y cinco testimonios de personas que vivieron aquel hecho, se reconstruye la historia. Para contextualizar, los autores arrancan el relato en la fecha del 1 de enero de 1937 y cuentan cómo se van produciendo los ataques sobre el frente de Málaga, hasta que la ciudad cae. El día 8 de febrero, lunes, el ejército de Franco, conformado en una parte importante por soldados italianos, entra en la capital. Ese día, la ciudad deja de ser «Málaga la roja», para pasar a ser «la Málaga nacional».

Mientras las tropas celebran el desfile de la victoria por las calles más céntricas de la capital, la otra cara de la moneda se vive en la carretera que une Málaga con Almería a través de Motril, donde una auténtica desbandada de personas (civiles y militares), animales, carros, y escasos vehículos, avanzan sin mirar atrás. Las cálculos hablan de más de 100.000 huidos. Muchos no volverían.

Testimonio

«Lo mismo que pasó en la carretera de Málaga-Almería lo he visto luego, y lo sigo viendo, muchas veces en el cine y en la televisión. Creo que lo que hicieron en Málaga fue como un ensayo de lo que posteriormente sucedió en otras guerras. Pero la primera vez que se atacó y bombardeó así a la población civil fue a nosotros, en aquella carretera: ocuparon Málaga y prepararon una trampa criminal a la salida». Es el desgarrado testimonio de Rosendo Fuentes Ayllón. Aunque en 1937 sólo tenía 12 años, el recuerdo de lo vivido no se ha borrado de su memoria.

En el libro, editado por el Ayuntamiento de Vélez-Málaga y Caligrama, también se recogen testimonios del bando franquista, como el del periodista Luis Bolín, recogido en su libro 'Los años vitales', o de personalidades extranjeras como Hazen Sise, que acompañó al doctor Norman Bethune en su labor humanitaria en la carretera de Almería; Arthur Koestler (periodista y espía comunista), o Edward Norton, que fue cónsul de Estados Unidos en Málaga. Además, también aparecen relatos de Porfirio Smerdou (cónsul honorario de México) y llamado 'El Schindler malagueño', o Robert Capa (uno de los mejores fotógrafos de guerra).

Junto a las historias, en el libro se incluyen una serie de fotografías inéditas (realizadas por Hazen Sise y Bethune) de la carretera de Almería y que los autores del libro localizaron en la Library and Archives Canada de la ciudad canadiense de Ottawa.

Para Jesús Majada, lo ocurrido aquel febrero de 1937 fue uno de los hechos «más catastróficos y dramáticos» de la Guerra Civil española (1936-1939). Además, añade: «En la historia de Málaga hay dos momentos de gran sufrimiento. El primero fue el cerco de la ciudad y la toma de la misma por los Reyes Católicos y, de otro lado, los bombardeos durante la Guerra Civil y la posterior huida por la carretera de Almería».

 
Vocento

Contactar |Staff | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo | Club Lector 10