Perugia, una ciudad de otros tiempos en el centro de Italia

Perugia, una ciudad de otros tiempos en el centro de Italia

Capital de la región de la Umbría yace rodeada de un espectacular entorno natural donde aparecen pueblecitos llenos de encanto

ÁLVARO ROMEROMadrid

La ciudad italiana de Perugia se ubica en el centro de la “bota”, afianzándose como capital de la región de la Umbría. Su centro histórico medieval es perfecto para los amantes del arte y aquellos turistas que buscan sentirse en un ambiente de otra época. Infinidad de obras arquitectónicas de bella factura conviven en una ciudad donde la cultura es pieza clave, pues alberga dos importantes universidades.

El centro histórico de Perugia se eleva en la altura sobre una pequeña colina y se encuentra protegido por dos murallas, una de ellas de origen medieval y la otra de época etrusca. Varias puertas dan acceso al casco antiguo, un burgo original del siglo XIV que se conserva en perfecto estado, afianzándose como uno de los más bellos del país.

Callejuelas y rincones

La mejor manera de descubrir esta sorprendente urbe es perderse entre sus rincones y callejuelas, caminar sin rumbo fijo hará que el visitante se tope por sorpresa con los edificios y monumentos más representativos.

Si hay una obra arquitectónica que deslumbra por encima de las demás esa es la imponente Catedral de San Lorenzo, construida entre los siglos XIV y XV cobija interesantes obras de arte e impacta por su peculiar fachada que se levanta escoltando la Plaza IV Noviembre. Un rincón considerado el centro de Perugia, donde también se ubican el Palacio de los Priores y la Fuente Mayor.

Dicho palacio, de estilo gótico, es valorado como una de las mejores obras medievales de Italia. Antes centro administrativo y jurídico de la región, ahora Ayuntamiento y galería de arte. Edificios religiosos como iglesias y basílicas son abundantes y hermosos, el más claro ejemplo de ello es la Basílica de San Pedro, de estilo románico destaca por ser una de las más antiguas.

Las plazas con suelos y edificios de piedra son espacios de ocio muy valorados y cuidados por sus vecinos, alguna que otra fuente rompe el silencio entre palacetes que en otra época fueron símbolos del poder civil. Aún se conserva en perfecto estado el acueducto romano, imagen del potente pasado italiano.

Los museos, que se reparten por la urbe, completan los atractivos turísticos de una ciudad tan bella como desconocida y que guarda infinidad de escondrijos por inmortalizar incapaces de disimular la importante carga histórica de sus muros. El Museo Arqueológico Nacional, la Galería Nacional de Umbría o el Museo Histórico son algunos de ellos.

Caminando por la Umbría

En la región de la Umbría se reparten castillos y fortalezas levantados en tiempos medievales, con objetivos defensivos, que se integran a la perfección. En los núcleos rurales aún se conservan tradiciones y costumbres de antaño, olvidadas ya en las grandes ciudades.

Son muchos y diversos los paisajes que se pueden encontrar en los alrededores de Perugia, desde la vasta explanada de llanuras en los valles Umbro y Tíber, escoltadas por colinas y montañas, hasta territorio cubierto de bosques. En este entorno, aparecen salpicados diferentes pueblecitos cuyo encanto invita a visitarlos. Generalmente, estas localidades buscan asomarse en lo alto de los relieves y colinas consiguiendo dominar las llanuras. El valioso patrimonio histórico que esconden, las maravillosas vistas que ofrecen y la deliciosa gastronomía que allí se elabora, son motivos más que suficientes para descubrir la zona.

La paleta de colores que se empeña en mostrar el paisaje invita a recorrerlo a pie, diversos senderos se dibujan entre la espesa vegetación para respirar aire puro y caminar con tranquilidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos