La vega de la Baja Alpujarra

Rutas por Andalucía

Los paisajes y los espacios naturales son otros atractivos que no se pueden eludir en el entorno de Berja

Berja está situada en la zona sur de la Alpujarra almeriense. /Oficina de Turismo de Berja
Berja está situada en la zona sur de la Alpujarra almeriense. / Oficina de Turismo de Berja
Javier Almellones
JAVIER ALMELLONESMálaga

Para acceder a la Alpujarra almeriense desde la costa mediterránea el camino obliga a hacer una parada en Berja, una villa andaluza conocida por la fertilidad de sus tierras y por su legado histórico.

Su situación estratégica, no muy lejos del Mediterráneo y cobijada por sierras con gran riqueza hídrica, ha hecho que esta población haya sida codiciada por distintas civilizaciones. Así se puede comprobar viendo sus enclaves de interés histórico y arqueológico.

Tanto los romanos como los árabes dejaron vestigios importantes relacionados con la riqueza en acuíferos que tienen las sierras que rodean a Berja. De hecho, aún sobreviven cortijos y alquerías muy vinculadas al campo en su término municipal, como Alcaudique, Benejí, Peñarrodada, Hirmes, Castala, Río Chico, Chirán o San Roque, entre otras.

Plaza Porticada. Sierra de Gádor. Ermita de Nuestra Señora la Virgen de Gádor. / Turismo Andaluz | Oficina de Turismo de Berja

Eso sí, es en el casco antiguo de Berja donde aguarda el principal atractivo monumental. De hecho, está considerado uno de los centros históricos mejor conservados de la provincia almeriense. Además de su solemne iglesia parroquial de la Anunciación, su Ayuntamiento (de estilo historicista) o de sus casas señoriales y palaciegas de los Siglos XVIII y XIX, sobresalen espacios urbanos que demuestran el esplendoroso pasado vivido en su auge minero, como es el caso de la peatonal Plaza Porticada.

2 días en Berja

Coche + paseo.
Duración del viaje: 2 horas desde Málaga. Visitas a monumentos y otros enclaves de interés: 6 horas.

Qué ver en Berja

Ermita de Nuestra Señora la Virgen de Gádor.
Santuario situado en el paraje de Pixnela, que tiene su origen en el siglo XVI.
Torre de los Enciso.
Construcción defensiva de estilo mudéjar (siglo XVI) en el centro de Berja.
Embalse de Benínar.
Pantano cercano a Berja, donde se aprovechan sus aguas no sólo para uso agrícola sino también para usos lúdicos, turísticos y deportivos.
Parroquia de Nuestra Señora de la Anunciación.
Principal
Edificio del Ayuntamiento.
Un buen ejemplo de la denominada arquitectura historicista.

Eso sí, habrá que alejarse del casco urbano para encontrar otros edificios singulares, como el santuario de la Virgen de Gádor, uno de los templos más antiguos de la comarca alpujarreña almeriense.

Torre de los Enciso.
Torre de los Enciso.

Los paisajes y los espacios naturales son otros atractivos que no se pueden eludir en el entorno de Berja. No en vano, se puede disfrutar del senderismo e incluso de otras actividades con algo más de adrenalina en espacios protegidos como el parque periurbano de Castala y enclaves de gran interés ecológico en la zona de sierra de Gádor y de Río Adra. A ello hay que añadir otros parajes muy atractivos, como el embalse de Benínar y su entorno.

Embalse de Benínar
Embalse de Benínar

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos