De ruta por las estrellas: el turismo astronómico llega a Málaga

Astroándalus, la primera agencia de viajes de Europa especializada en este segmento, aterriza en la ciudad con una ambiciosa oferta de actividades y viajes

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

Hubo un momento en la historia en el que el ser humano dejó de mirar al cielo. Probablemente tuvo que ver con el nacimiento de las ciudades; lugares tan repletos de estímulos que eclipsan el espectáculo de la bóveda celeste. Con el descubrimiento de la luz eléctrica, además, llegó la fastidiosa contaminación lumínica: ese exceso de iluminación nocturna en los núcleos urbanos que hace imposible ver las estrellas.

Pero el firmamento nocturno mantiene intacto su poder de fascinación; quizá porque pese a los avances de la ciencia, el universo sigue preñado de incógnitas. Para comprobarlo sólo hay que volver la mirada hacia arriba. “El que prueba, se enamora”, asegura José Jiménez, fundador de Astroándalus, la primera agencia de viajes de Europa especializada en turismo astronómico. “He visto a gente llorar de emoción al observar en el telescopio los anillos de Saturno o contemplar la Vía Láctea en todo su esplendor”, asegura este científico con inquietud emprendedora y pasión por la astrofísica, que sigue encargándose personalmente de dirigir muchas de las actividades que organiza su empresa.

Astroándalus se presentó en sociedad en enero de 2016 en Fitur. Fue fundada en Jaén y recientemente ha abierto una sede en Málaga que es “más que una delegación”, asegura Jiménez. “Desde el principio tuvimos claro que había que estar en Málaga porque es un foco turístico de primer orden”, apunta. De hecho, no descarta trasladar las oficinas centrales en un futuro.

¿En qué consiste el turismo astronómico? “Organizamos viajes y actividades, tanto aquí como en otros países, relacionadas con la observación de la luna, las estrellas y fenómenos celestes”, explica Jiménez. Desde viajes con guía a Noruega para ver las auroras boreales hasta excursiones a lugares recónditos de la Axarquía o de Cazorla para disfrutar con un grupo de amigos de la bóveda celeste, pasando por paquetes románticos pensados para parejas que incluyen noche de hotel, cena y sesión de observación privada. “Un telescopio, una botella de vino y el cielo nocturno, ¿qué puede haber más romántico?”, inquiere Jiménez. Con motivo de ocasiones especiales, como las Perseidas o eclipses, la agencia también organiza actividades, bien en solitario o en colaboración con entidades públicas o privadas.

Observación con telescopio de la Luna y Saturno en la azotea del hotel Molina Lario celebrada hace unos días

Todas las actividades que organiza Astroándalus se realizan en compañía de monitores especializados con conocimientos en la materia. “Cuidamos mucho la selección y la formación de nuestro personal porque ellos son la clave para hacer atractiva la experiencia. Tienen que saber de astronomía, pero sobre todo tienen que saber comunicar y hacerlo divertido”, apunta el empresario, que pone como ejemplo del plus que aporta el factor humano su viaje organizado a Noruega. “Si vas por tu cuenta es posible que no veas ninguna aurora boreal. Nosotros partimos con ventaja porque cada día consultamos determinados parámetros para saber dónde se van a producir. También enseñamos a los viajeros a hacer buenas fotos de este fenómeno”, explica.

La compañía está desarrollando una intensa actividad en Málaga para dar a conocer este novedosa forma de hacer turismo. Así, ha organizado actividades gratuitas en la Noche en Blanco, el festival Starlite y la Gran Senda de Málaga, en colaboración con la Diputación. Además, ha iniciado una colaboración con el hotel Molina Lario para organizar sesiones nocturnas de observación astronómica en su azotea. La primera se celebró la pasada semana y habrá nuevas fechas pronto. “Incluso en pleno Centro Histórico se puede disfrutar de la astronomía. En estas sesiones, en lugar de hacer una observación directa, que es imposible por la contaminación lumínica, nos centramos en la observación de la Luna y planetas como Saturno mediante un telescopio”, explica Jiménez.

Astroándalus cuenta además con el planetario móvil más grande de España, que tiene capacidad con 70 personas. “Lo instalamos en El Corte Inglés de Jaén la Navidad pasada y fue una pasada. Esperamos poder traerlo a Málaga también”, avanza el fundador de esta singular agencia de viajes.

Astroándalus funciona como agencia mayorista y minorista. Toda su oferta de viajes y experiencias se puede contratar a través de su página web www.astroandalus.com. En este momento, el equipo de la agencia está formado por quince personas entre los dos socios, empleados y colaboradores.

Fotos

Vídeos