16 playas singulares de la costa malagueña

Desde Nerja hasta Manilva, hay pequeñas franjas de litoral donde todavía hoy se pueden conseguir sensaciones muy especiales junto al Mediterráneo

Playa del Tajo de la Virgen en Torrox Costa/Marian Sánchez
Playa del Tajo de la Virgen en Torrox Costa / Marian Sánchez
Javier Almellones
JAVIER ALMELLONESMálaga

A pesar de ser una de las franjas litorales más conocidas por ser uno de los principales destinos turísticos de Europa, la costa malagueña conserva hoy algunas calas y playas singulares, idóneas para disfrutar de la tranquilidad y de la belleza de zonas de acantilados o incluso dunas. Desde Nerja hasta Manilva, hay pequeñas franjas de litoral donde todavía hoy se pueden conseguir sensaciones muy especiales junto al Mediterráneo. Eso sí, en muchos casos, para conseguir esa recompensa habrá que hacer algunos esfuerzos a la hora de acceder a estas playas singulares de la costa malagueña.

1 Cala de la Doncella (Nerja).

Entre todas las playas del paraje natural de los Acantilados de Maro sobresale especialmente por su belleza y por su estado de conservación la que se conoce como la Cala de las Doncellas, situada concretamente entre el Peñón del Fraile y Punta Caleta. Esta pequeña e idílica playa se conserva así, claro está, por la dificultad que ofrece su acceso. para llegar hasta ella hay dos opciones, una por tierra y otra por mar. La primera implica descender a pie por un sinuoso y empinado camino que conduce hasta la propia cala desde la antigua N-340. Los que tengan la posibilidad de usar algún tipo de embarcación, se podrán acercar a este oasis de tranquilidad desde el este o el oeste. En el caso de usar una piragua o una barca a remo, el trayecto más recomendado es el que partiría de la playa de Cantarriján, en el término municipal de Almuñécar, pero dentro del propio paraje natural.

UBICACIÓN: pincha aquí

Daniel Morterero

2 Playa del Cañuelo (Nerja).

Otra de las perlas de los Acantilados de Maro es la playa del Cañuelo, que resulta mucho más accesible y cómoda que la Cala de las Doncellas. Eso sí, para llegar hasta ella en temporada alta no se puede usar el vehículo propio. Se puede ir a pie o en una lanzadera que hace constantemente el recorrido desde el aparcamiento hasta la propia playa. De esa forma, se apuesta por la conservación de las playas que conforman este paraje natural. La playa es relativamente amplia y disfruta de otras características del conjunto de los Acantilados de Maro, como aguas cristalinas y una playa conformada por arena y piedra. Dentro de la cala hay un establecimiento de restauración para quienes no quieran llevarse la comida.

UBICACIÓN: pincha aquí

Diputación de Málaga

3 Carabeíllo Chico (Nerja).

A un paso de la conocida y populosa playa de Burriana hay un remanso de paz para los quieran disfrutar de un día de playa más sosegado. Se trata de la que se conoce como el Carabeillo Chico, llamado así por su proximidad a la cala del Carabeo. Eso sí, tiene un acceso algo complicado desde la propia playa de Burriana.  Es una cala muy pequeña, rodeada por rocas de grandes dimensiones que dan cierta intimidad y permiten desconectar incluso en los meses de verano.

UBICACIÓN: pincha aquí

Diputación de Málaga

4 Mazagarrobo (Torrox).

Entre las calas más interesantes del litoral axárquico también está la que se conoce como playa de Mazagarrobo o Tajo de la Virgen. Esta última denominación se debe a la existencia de un peñón donde, según cuenta la leyenda, se apareció la virgen de las Nieves (patrona de Torrox). Para salvar a unos pescadores del pueblo de un temporal. Se trata de una playa de algo más de un kilómetro de longitud y unos veinte metros de anchura. Otro aliciente para disfrutar de esta cala está en sus aguas cristalinas, idóneas para disfrutar de actividades como el submarinismo.

UBICACIÓN: pincha aquí

Playa del Tajo de la Virgen
Playa del Tajo de la Virgen / Marian Sánchez

5 Almayate Bajamar (Vélez-Málaga).

En el litoral malagueño hay varias opciones para disfrutar del nudismo. Entre esas playas están las del Pino (Nerja), Guadalmar (Málaga), Benalnatura (Benalmádena) o Costa Natura (Estepona) o Almayate. Esta última, situada en la costa veleña, a tan sólo un kilómetro de Torre del Mar, cuenta, además, con el aliciente de tener un camping con la misma filosofía naturista justo a su espalda. Eso sí, conviene aclarar que no toda la playa de Almayate es nudista. Únicamente está permitido ir sin ropa en el tramo situado en la zona conocida como Bajamar, que está convenientemente señalizada.

UBICACIÓN: pincha aquí

6 Benajarafe (Vélez-Málaga).

Aunque en los meses de verano suele estar mucho más frecuentada, esta franja de la costa veleña es una de las más interesantes como alternativa a playas demasiado concurrida. Sobre todo si se va en días laborables. Situada frente a una zona residencial, que cuenta con distintos establecimientos de restauración, esta playa de Benajarafe cuenta con una extensión de más de un kilómetro y medio en paralelo al Mediterráneo. Su arena es oscura, pero fina. Ideal para ir en familia.

UBICACIÓN: pincha aquí

Diputación de Málaga

7 Torre de Benagalbón (Rincón de la Victoria).

Para muchos el encanto de esta franja litoral situada en la zona oeste de Rincón de la Victoria está en no tener paseo marítimo. Por ese motivo, suele ser más tranquila que otras playas del mismo municipio. Situada en el límite con el término municipal de Vélez-Málaga, esta zona de la costa rinconera es idónea para los que busquen también el sosiego en los días de verano. La arena, como en la costa veleña, es oscura y fina.

UBICACIÓN: pincha aquí

Diputación de Málaga

8 Peñón del Cuervo (Málaga).

En la parte más oriental de la ciudad de Málaga, entre El Palo y La Araña, aguarda una cala que es conocida con el nombre del Peñón del Cuervo por un espectacular roquedal situado en la propia orilla. No siempre es un refugio de tranquilidad, pero sí merece la pena acercarse en días laborables o fuera de temporada alta para disfrutar de su ecosistema. En sus aguas, de hecho, se puede ver una planta en peligro de extinción, la siempreviva malagueña. En el entorno, hay una zona habilitada para hacer barbacoas, lo que hace que no siempre sea el mejor sitio para desconectar.

UBICACIÓN: pincha aquí

J. Almellones

9 Guadalmar (Málaga).

En el extremo occidental de la costa malagueña, junto al paraje natural de la Desembocadura del Guadalhorce, aguarda otro refugio para quienes buscan la tranquilidad. Se trata de la playa de Guadalmar, que cuenta incluso con un tramo de paseo marítimo. Pese a ello hay quienes buscan la parte más salvaje de esta franja costera, junto a la parcela del Arraijanal. Eso sí, habrá que tener en cuenta que en esta playa también hay un tramo habilitado para nudistas. Existen también distintos chiringuitos donde todavía hoy es posible comer con los pies en la arena, como el Servando, que ofrece desde hace pocos años un diseño de lo más original.

UBICACIÓN: pincha aquí

Diputación de Málaga

10 Castillo de Sohail (Fuengirola).

Esta playa tiene la peculiaridad de ser una de las pocas franjas en las que está permitido el acceso de perros en plena temporada alta. Situada a los pies de la antigua fortaleza de Fuengirola, está muy bien comunicada con el paseo marítimo de la Costa del Sol. Eso sí, habrá que fijarse bien en la zona que está acotada para poder estar con los animales. Otras opciones de playas caninas en la costa malagueña son las que hay en Torre del Mar, Casares, Marbella (En El Pinillo y Ventura del Mar) y Arroyo Totalán.

UBICACIÓN: pincha aquí

11 La Butibamba (Mijas).

Esta playa está situada en el núcleo de la Cala de Mijas, donde se erige el Torreón, una atalaya histórica que alberga en su interior un interesante centro de interpretación. Se trata de una cala de arena fina y tranquila que cuenta en algunas partes con zonas más abruptas. Además de echar un día de playa, es muy recomendable darse un paseo por la franja de la Senda Litoral de Málaga que la recorre. El entorno del citado Torreón suele estar muy animado en las noches de verano.

UBICACIÓN: pincha aquí

12 Cabopino (Marbella).

En la zona más oriental de la costa marbellí, casi en el límite con Mijas, se puede visitar una de las joyas geológicas del litoral mediterráneo andaluz. Se trata de la franja costera situada junto al monumento natural de las Dunas de Artola, que se puede recorrer actualmente a pie a través de unas cómodas pasarelas de madera. Esta playa, que cuenta también con una zona para nudistas, está situada junto al puerto deportivo de Cabopino, donde se puede encontrar una variada oferta gastronómica en distintos establecimientos de restauración.

UBICACIÓN: pincha aquí

Josele-Lanza

13 Realejo (Marbella).

Esta pequeña cala, situada entre el puerto deportivo de Marbella y la playa de los Monteros, es uno de esos rincones sorprendentemente tranquilos de la Costa del Sol Occidental. El hecho de esta entre dos playas de gran afluencia en temporada alta y su entorno natural la convierten en una de las calas más interesantes para los que buscan la paz en temporada alta.

UBICACIÓN: pincha aquí

Diputación de Málaga

14 Bahía Dorada (Estepona).

Esta playa de la costa esteponera es una buena alternativa para quienes busquen una cala recóndita en plena Costa del sol. Sus aguas son cristalinas y apropiadas, por tanto, para llevarse unas gafas de buceo y disfrutar de la fauna y la flora subacuática. Esta playa está muy cerca de la que se conoce como La Galera, es decir, a unos ocho kilómetros al oeste del casco urbano de Estepona.

UBICACIÓN: pincha aquí

Diputación de Málaga

15 Ancha (Casares).

El municipio de Casares cuenta con dos kilómetros de litoral. De esa franja, sobresale especialmente la conocida como playa Ancha, que tiene, en realidad, tres partes diferenciadas. Por un lado, está el tramo situado junto a la Torre de la Sal o Salto de la Mora, una bonita atalaya que en su día fue incluso castillo. Junto a ella está la Playa Chica, que llega hasta el arroyo de la Parrilla. En tercer lugar, estaría la que se conoce propiamente como playa Ancha, que limita con el territorio de Manilva. Esta zona cuenta con aguas cristalinas, arena fina y algunas zonas abruptas, con roquedales que se adentran en el Mediterráneo. Todo ello hace un conjunto muy singular.

UBICACIÓN: pincha aquí

16 Chullera (Manilva).

Esta playa es la menos mediterránea de todas las de la provincia de Málaga, ya que es la más occidental de todas. De hecho, desde allí se tiene una bonita perspectiva del Estrecho de Gibraltar. Situada relativamente cerca de la desembocadura del río Guadiaro, en esta coqueta playa de la costa manilveña se encontrará una mezcla de arena dorada, grava y piedras. Aunque a muchos se les antoje como una cala pequeña y abrupta (tiene 700 metros de longitud), es un recomendable refugio costero incluso en temporada alta. Sobre todo si se quiere disfrutar de una playa con valores naturales, claro está.

UBICACIÓN: pincha aquí

Diputación de Málaga

Otros reportajes que te pueden interesar>>

Los castillos y las torres más singulares que vigilan la costa malagueña

13 fiestas temáticas que no te puedes perder en agosto en Málaga

10 campings para disfrutar este verano en Málaga

14 planes para que los niños disfruten este verano en Málaga

11 pozas refrescantes en el interior de Málaga

Senderismo+bocata: las rutas con área recreativa donde disfrutar

Diez rutas refrescantes por ríos malagueños

Seis manantiales saludables en la provincia de Málaga

18 cuevas que te sorprenderán en Málaga

Los 13 saltos de agua más sorprendentes de la provincia de Málaga

Diez lugares con misterio en la provincia de Málaga

Ocho templos rupestres de la provincia de Málaga

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos