Mollina presume de buenos vinos

La localidad malagueña celebra su Feria de la Vendimia del 8 al 10 de septiembre

Una de las actividades más importantes de la Feria de la Vendimia es la macrocata popular.
Una de las actividades más importantes de la Feria de la Vendimia es la macrocata popular. / SUR
Javier Almellones
JAVIER ALMELLONESMálaga

Mollina es tierra de vinos. Así se percibe muy especialmente en el mes de septiembre, es decir, cuando tiene lugar la recta final de la vendimia en sus extensas y llanas parcelas dedicadas desde hace muchas décadas al viñedo.

Pero, para que los visitantes puedan disfrutar también de esta tradición enológica, cada segundo fin de semana de septiembre se celebra la Feria de la Vendimia, en la que el protagonista absoluto es el vino que sale de sus bodegas. De esta forma, desde el próximo viernes 8 al domingo 10 de septiembre, esta localidad de la Vega de Antequera se volcará con sus vinos en plena cosecha de la uva –suele finalizar en los últimos días de septiembre–.

Guía básica

QUÉ VER.
Iglesia de Nuestra Señora de la Oliva. El principal templo de Mollina fue levantado en el año 1687. Calle Mercado, 2, 29532 Mollina
Bodega de La Capuchina.
Antiguo cortijo convertido hoy en bodega, donde además de vinos y aceites, hay vestigios romanos. Ctra. MA-708, 29532 Mollina (Telf. 952 111 565).
Parque de Santillán.
Zona verde situada a cuatro kilómetros del casco urbano (cerca de allí se pueden ver restos de un ‘castellum’ romano). Carretera MA-6410, km 2,8, 29532 Mollina
DÓNDE COMER.
La Bodega. Coqueto restaurante donde tapear o almorzar con la típica gastronomía andaluza. Avenida Américas 33, 29532 Mollina.
DÓNDE HOSPEDARSE.
Molino de Saydo. Hotel rural situado en la entrada del casco urbano de Mollina. A-92, km. 142, 29532 Mollina Telf. 952 740 475

Entre las actividades más importantes de esta cita, destaca especialmente la macrocata de vinos, que este año celebrará su duodécima edición en la plaza de Atenas. En este espacio urbano, considerado como el centro neurálgico de esta fiesta temática, se reunirán más de doscientas personas para iniciarse en la degustación de los distintos vinos que hoy salen de las bodegas mollinatas.

Dos días en Mollina

Coche + fiesta.
Duración del viaje: 50 minutos desde Málaga. Fiesta: 6 horas. Visitas en el pueblo: 2 horas. Visitas en el entorno: 3 horas.

Además, también se desarrollarán a lo largo del fin de semana y en los días previos distintos talleres organizados por las tres bodegas de la localidad. Así, se profundizará en el ensamblaje, con vinos blancos de Tierras de Mollina (martes 5) y con los sentidos, con vinos de La Capuchina (domingo 10). Por su parte, Cortijo La Fuente imparte un taller de iniciación a la cata (miércoles 6).

A pesar del que el vino es el eje principal de esta fiesta, también se incluyen actividades lúdicas para abrirla a todo tipo de público. Así, el último día tendrá lugar el ya tradicional paseo urbano en bicicleta por las calles de Mollina. En este recorrido se podrán ver originales bicicletas ornamentadas con distintos elementos que aluden a la vid y al vino.

Vista de Mollina desde la sierra / J. A.

Durante las tres jornadas, tanto de día como de noche, la fiesta estará amenizada, muy especialmente en la plaza de Atenas. El vino de la tierra y las actuaciones musicales se complementarán en este enclave urbano.

La feria se inaugurará oficialmente el viernes 8 de septiembre con el pregón de Ángel Idígoras, humorista gráfico de SUR.

Fotos

Vídeos