El Inspector Drilo salta del papel a las tablas

El Inspector Drilo salta del papel a las tablas

Acuario Teatro estrenará el domingo en el Cervantes la adaptación del ‘best seller’ de la editorial nacida en Málaga NubeOcho

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

En Forestville viven los Emis. Yupi es naranja y alegre, Pelusa se pone verde con los celos y a Sonroja todo parece darle vergüenza. Son diez y a menudo no saben qué les pasa. En esas ocasiones, llaman al Inspector Drilo, que ha inventado un artilugio capaz de saber qué les sucede por dentro.

En apenas un año, las aventuras de los Emis y el Inspector Drilo han llegado a más de 10.000 hogares. Son los ejemplares que la editorial nacida en Málaga NubeOcho ha vendido en las tres ediciones ya agotadas de este manual escrito por Susanna Isern con ilustraciones de Mónica Carretero. Todo un ‘best seller’ que este domingo dará el salto a las tablas de la mano de la compañía malagueña Acuario Teatro, que estrenará en el Cervantes la versión escénica de esta historia dentro de la programación del 35 Festival de Teatro de Málaga.

«Nos hacía mucha ilusión presentar la obra en Málaga, donde nació la editorial hace seis años», avanza Luis Amavisca, artífice de NubeOcho, el sello especializado en literatura infantil y juvenil cuyos libros abordan asuntos como las emociones, la igualdad entre sexos, la diversidad, el acoso escolar o el feminismo. Temas candentes recibidos con entusiasmo por los pequeños lectores y también por sus mayores, a la luz de la extraordinaria acogida que está recibiendo este proyecto editorial: en apenas seis años han editado más de 80 títulos, han publicado en inglés e italiano y su distribución llega a Estados Unidos, Canadá, México, Chile, Argentina y Perú, además el continente europeo.

Y en ese catálogo de NubeOcho despuntan ‘El emocionómetro del Inspector Drilo’ y su autora, Susanna Isern. «De Susanna hemos publicado ocho títulos en la editorial, algunos en inglés y en español. Además de escritora es psicóloga infantil y tiene una sensibilidad extraordinaria a la hora de abordar asuntos complicados pero fundamentales para los más pequeños, como el manejo de las emociones, por ejemplo», sigue Amavisca.

El manual para gestionar las emociones de los más pequeños ha agotado sus tres primeras ediciones, con 10.000 ejemplares vendidos en un año

Sobre eso trata, en esencia, la obra que el domingo se representará en el Cervantes de la mano de Acuario Teatro, la compañía malagueña que celebra nada menos que cuatro décadas al pie del cañón teatral. «Conocieron la historia del Inspector Drilo y se pusieron en contacto con nosotros para llevarla al terreno del lenguaje escénico, a nosotros nos pareció una idea maravillosa y nos pusimos manos a la obra para llevar a cabo esa idea. Estamos muy ilusionados con esta ‘nueva vida’ del libro», acota el editor antes de recordar que Susanna Isern acudirá al estreno de la pieza y que dedicará ejemplares del libro al terminar la función.

Teatro casi lleno

Una representación que va camino de agotar las localidades en el Cervantes. «El tema de las emociones interesa mucho a los padres, pero también a los niños. En el caso del ‘Emocionómetro’, además, el libro es también un manual que sirve para identificar esas emociones con el que pueden trabajar niños y niñas entre los cinco y los diez años, aproximadamente, primero, junto a sus mayores y después ellos solos», ofrece Amavisca.

«El libro –concluye el editor, escritor y artista visual– incluye fichas para descargar e instrucciones para crear tu propio emocionómetro, que es una rueda para identificar qué emociones sientes y con qué intensidad. Y al final del libro hay ‘recetas’ para aprender manejar y digerir cada emoción». Y eso no es sólo cosa de niños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos