Candanchú y Astún, blanca rivalidad

El pasado viernes, el sol volvió a aparecer en las pistas de Candanchú/Candanchú
El pasado viernes, el sol volvió a aparecer en las pistas de Candanchú / Candanchú

Los centros aragoneses, que hace un año disfrutaban del imperio 100k, viven una magnífica temporada rodeados de nieve y a la espera de los grandes eventos de marzo

JUANJO GONZALOMADRID

Hace un tiempo no muy lejano, Candanchú y Astún brindaban como dos excelentes centros del Pirineo Aragonés unidos para hacer disfrutar del invierno a sus fieles aficionados, esos que cada temporada descienden pistas con gran asiduidad.

Un dominio unido durante la pasada campaña y rebautizado como 100k -nombre que hacía referencia a su extensión esquiable-, que decidió que este curso no volvería a repetir tal oferta. El anuncio desconsoló a muchos esquiadores, que apostaron por conocer una estación que como conjunto se situaba entre las más codiciadas por todos los usuarios que viven la nieve de forma especial.

Astún

Ahora que en las pistas se comienza a afrontar el tramo final de la temporada, a pesar de que las condiciones son óptimas y son muchos los que apuestan por una prórroga hasta que llegue el cierre, tanto Candanchú como Astún continúan mostrando su mejor cara. Aunque es en el segundo, situado en Jaca, donde el estado de sus trazados es, todavía algo mejor.

A la espera de que aparezca el sol y con la presencia nuevamente de precipitaciones en forma de nieve tras un divertido fin de semana, se han cerrado algunos tramos y son 38 los kilómetros que se presentan -la jornada del domingo la oferta disponible sumaba 45-.

Los dos centros aragoneses viven un momento especial desde el pasado mes de diciembre

Condiciones muy apetecibles en un invierno largo que está dando la posibilidad a muchas de resarcirse de unos últimos tiempos que no han sido positivos. Es el caso del centro de la mariquita, estación histórica que durante estas jornadas alcanzan los 30 kilómetros -también se han recortado y para el sábado y el domingo se contabilizaba una decena más- y unos espesores que van más allá de los 300 centímetros. Las acumulaciones, en este caso, no tienen rival por la zona.

Ellos, que han vivido un gran fin de semana, afrontan ahora semanas decisivas y muy importantes. Antes de que llegue la Semana Santa, fecha señalada como la última gran fiesta del curso y que este año se presenta apasionante, Candanchú acogerá una celebración familiar que será uno de los grandes atractivos del Pirineo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos