El gran triunfo de San Isidro

La estación de San Isidro, en este final de Semana Santa
La estación de San Isidro, en este final de Semana Santa / Twitter San Isidro
  • Solo el centro leonés ha podido aguantar las adversidades de una climatología que ha impedido la apertura del resto de estaciones de la Cordillera Cantábrica durante la Semana Santa

Ha sido la única presente de la Cordillera Cantábrica en una Semana Santa en la que ha brillado el sol y las terrazas se han convertido en las principales protagonistas de las estaciones de esquí. Atracciones para todos los públicos, poco acostumbrados a disfrutar de una meteorología tan excelente con temperaturas como las de estas jornadas de mitad de abril. En San Isidro, abierto todos los días hasta este domingo 16, las pistas se han mantenido frescas hasta el final. Un chollo para los amantes de la nieve, que despidieron una temporada de altibajos en el norte.

Estación de San Isidro, León

Estación de San Isidro, León / Twitter San Isidro

Nadie más en el norte

El centro leonés se convirtió en la excepción que confirma la regla en una Cordillera Cantábrica que ha estado muy lejos de brillar en una campaña complicada, en la que gran parte de los dominios tuvieron que decir adiós antes de lo previsto. Sin ir más lejos, el aumento de temperaturas, la presencia del sol y las jornadas con fuertes vientos, dejaron a su vecina Leitariegos con un pobre balance y sin la posibilidad de una más que merecida Semana Santa. En total, en el Valle de Laciana, han contado con 12 días menos de esquí que el pasado año.

Algo similar a lo acontecido en Asturias, donde se había planeado unas últimas fechas festivas antes de echar el cierre. No fue así, dejando a Fuentes de Invierno con un mal sabor de boca que le impidió celebrar un poco más el décimo aniversario desde que se produjera la apertura de la estación. Tampoco hubo mejor suerte en el caso de Valgrande-Pajares, ni siquiera de la cántabra Alto Campoo, que el pasado día 5 clausuró un curso tortuoso con seis pistas en la zona alta.

En Alto Campoo el inicio de abril hacía presagiar pocas alegrías

En Alto Campoo el inicio de abril hacía presagiar pocas alegrías / Twitter Alto Campoo

San Isidro, que ha aumentado ligeramente la apertura del dominio esta temporada con dos jornadas más que la pasada, ha sido de esta forma la única en poder disfrutarse durante estas fiestas en la Cordillera Cantábrica. Tampoco en el Sistema Central, donde la gran triunfadora ha sido este año Valdesquí, donde la nieve de Madrid ha brillado desde un impresionante mes de diciembre. Ahora, con el verano casi encima, es el mejor momento para pensar en mejoras para seguir creciendo, a no ser que la climatología continúe impidiéndolo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate