Diario Sur

Un paseo por el Bosque de Cobre de Málaga

fotogalería

El Bosque de Cobre deja imágenes espectaculares en Málaga. / Álvaro Cabrera

  • Quedan pocos días para disfrutar del paisaje más otoñal de la provincia gracias a las tonalidades que proporcionan las hojas caducas de los castaños

Quedan pocos días para disfrutar del paisaje más otoñal de la provincia de Málaga. Es el que proporciona en esta estación –hasta mediados de diciembre, normalmente- el Bosque de Cobre, llamado así por las tonalidades que proporcionan las hojas caducas de los castaños.

Para pasear, ver e incluso fotografiar las mejores imágenes del otoño malagueño conviene acercarse a zonas donde hay castañares. La principal masa forestal de este árbol aguarda en el Alto Genal y, más concretamente, en el triángulo que conforman los pueblos de Igualeja, Pujerra y Parauta.

Desde la carretera de San Pedro de Alcántara-Ronda existen varios accesos a esta zona de la Serranía. Eso sí, habrá que tener en cuenta que se pasará a circular por vías mucho más sinuosas y estrechas que la anterior.

Si se usa la salida habilitada para Igualeja y Pujerra, se podrá ver el contraste que ofrece la sierra en esta zona. En pocos kilómetros se podrá ver dos paisajes muy distintos. En primer lugar, se recorre un tramo calizo y con escasa vegetación. Después, se llega, justo antes de entrar en el casco urbano de Igualeja, al gran castañar del Alto Genal.

Merece la pena detenerse en los distintos miradores para contemplar las vistas. Entre ellas, una de las más sorprendentes es la que se tiene de Cartajima y los Riscos –que comparte con Júzcar- como telón de fondo.

Paradas obligatorias

En este recorrido también son paradas obligatorias los propios pueblos de Pujerra, Parauta e Igualeja. En este último se encuentra el enclave conocido como Nacimiento del Genal, donde se puede ver en esta época del año como brotan con fuerzas las aguas del arroyo que posteriormente alimentan al principal río de la comarca.

Además, también se puede disfrutar de estampas otoñales en otras zonas del entorno, como son los pueblos de Jubrique, Genalguacil, Faraján, Júzcar, Cartajima, Alpandeire, Benalauría y Benadalid, que forman parte del Valle del Genal. A ellos hay que unir la localidad de Yunquera, situada en la comarca de la Sierra de las Nieves. Aunque son más conocidos sus pinsapares, también se pueden encontrar pequeños bosques de castaños en su territorio.

Más reducida es la presencia de castañares en otros enclaves. Sin embargo, sobresale uno muy especialmente, el que está situado en el lugar conocido como el Hoyo del Bote, en el término municipal de Istán. Allí aguarda el ejemplar más vetusto de la provincia, el Castaño Santo.