Diario Sur

Algarrobo rememora este domingo el intento de ser quemado por los franceses en 1811

Acto de presentación del evento, este miércoles en la Mancomunidad.
Acto de presentación del evento, este miércoles en la Mancomunidad. / Sur
  • La localidad axárquica acoge este próximo fin de semana los actos de la Fiesta de la Quema, con recreaciones históricas, degustaciones, pasacalles y animación

Algarrobo rememorará este domingo su intento de ser quemado por los franceses durante la Guerra de Independencia, en represalia por la muerte de doce soldados de una patrulla napoleónica a cargo de la guerrilla liderada por José Segovia el 23 de septiembre de 1811. Más de 500 personas, pertenecientes a diferentes asociaciones culturales y ataviadas con trajes del siglo XIX, escenificarán el enfrentamiento entre los vecinos y las tropas francesas, en una celebración que pretende recordar la denominada ‘Quema de Algarrobo’.

José Luis Ruiz, concejal de Promoción y Desarrollo, ha explicado este miércoles durante la presentación del evento que, tras tener conocimiento de la muerte de sus soldados, el comandante francés en la zona mandó un destacamento hasta Algarrobo para apresar a Segovia, y al no conseguirlo ordenó quemar la villa el 24 de septiembre de 1811. Cuando los soldados se disponían a cumplir su misión, los vecinos encabezados por el alcalde salieron a su paso, consiguiendo convencer al destacamento de que los atacantes de la partida de Segovia eran de otras tierras y pidiendo que se les permitiera interceder ante las autoridades francesas en Málaga para revocar la orden del comandante.

Consiguieron un plazo de veinte horas para obtener el perdón y los algarrobeños eligieron para ese cometido a su mejor jinete, para que recorriera los 80 kilómetros de ida y vuelta a Málaga, usando varios caballos, de los que murieron dos. Según Ruiz, el jinete, un joven de la localidad, logró en ese tiempo ir a Málaga, pedir audiencia urgente, convencer al gobernador y traer el indulto a pocos minutos de que se cumpliera el plazo dado, “entre el júbilo y la alegría de los vecinos de Algarrobo”.

El alcalde, Alberto Pérez, ha señalado que esta fiesta reivindica “el alma bandolera del pueblo, el afán de superar la opresión del ejército francés, las injusticias de la guerra y el añoro de libertad de los españoles de principios del siglo XIX”. La conmemoración de este episodio comenzará este viernes con el pregón a cargo de Antonio Cordón, uno de los precursores de esta recreación, y a partir de las 23.00 horas, tendrá lugar la representación de ‘El entierro de Marcos Loco’, uno de los bandoleros que contribuyeron a la defensa del pueblo.

El acto central se iniciará el domingo a las 11.30 horas con la escenificación en la zona del río de una de las batallas entre vecinos y tropas francesas, y a continuación, el colegio José Gil López acogerá la ‘Quema de Algarrobo’. También se han organizado un pasacalles de bandoleros y la degustación de productos típicos como tortas y mangos.