Diario Sur

El cementerio de San Sebastián es el monumento más conocido de Casabermeja.
El cementerio de San Sebastián es el monumento más conocido de Casabermeja. / Javier Almellones

Ritos dispares para el Día de los Difuntos

  • Casabermeja y Maro celebran durante este fin de semana eventos muy distintos relacionados con el culto a los muertos

Del culto a los difuntos en los cementerios tradicionales de Andalucía a la fiesta de Halloween puede haber un verdadero abismo. Sin embargo, el crisol de culturas en el que se ha convertido la provincia de Málaga es capaz de aglutinar esas costumbres dispares que giran en torno a una misma fiesta, la que se celebra entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre en buena parte del mundo.

Así se podrá ver este fin de semana en dos poblaciones que distan entre sí cerca de 80 kilómetros, Casabermeja y Maro. En la primera de ellas, se culmina estos días su semana cultural, que gira en torno a la festividad de los Difuntos y de Todos Los Santos.

Mientras tanto, en la aldea nerjeña llevan ya seis años fusionando su antigua Fiesta de la Castaña y del Boniato con la tradición anglosajona de disfraces de terror y calabazas, bajo el nombre de ‘Maroween’.

La clave del éxito de la convocatoria de Casabermeja radica sobre todo en su camposanto, el cementerio de San Sebastián, una joya arquitectónica del siglo XIX, que llama la atención por el cuidado de sus tumbas, nichos y panteones.

Entre otras actividades, dentro de esa semana cultural que concluye el domingo, destacan dos citas en este recinto funerario. Por un lado, mañana a las siete de la tarde, tendrá lugar el ya acostumbrado encendido de antorchas en el cementerio (también habrá velas en la calle San Sebastián).

Posteriormente, se recitarán los ya acostumbrados versos para enterrar el verano junto a la ermita de San Sebastián, situada en el propio camposanto. Tras esta breve lectura poética, los asistentes podrán participar en una visita nocturna guiada por este cementerio monumental de Casabermeja, que mantiene de una forma muy especial las características propias de los camposantos andaluces más tradicionales.

Esta tarde habrá una fiesta de Halloween en las calles de Maro.

Esta tarde habrá una fiesta de Halloween en las calles de Maro. / SUR

Por su parte, en la localidad de Maro, apuestan desde 2009 por fusionar las costumbres locales con las influencias anglosajonas que aportan muchos residentes europeos. Así, de la antigua cita gastronómica que giraba en torno a tostones de castañas y batatas asadas se ha pasado a Maroween, que complementa con disfraces de terror y otras actividades foráneas lo que promete ser un intenso fin de semana.

Desde esta misma tarde hasta el domingo se han preparado diversas actividades para todos los públicos, como un mercado temático (en la calle Real), que estará abierto los tres días y que estará ambientado con talleres de magia y concursos.

Esta noche todos los participantes están invitados a llevar un disfraz acorde con la fiesta de Halloween y podrán ser premiados por ello. Como colofón a esta velada, todos los asistentes podrán degustar los tradicionales boniatos asados (batatas) y castañas tostadas, como acostumbran en vísperas de los Difuntos desde hace décadas en esta villa nerjeña.

En esta edición, que como novedad durará tres días, no faltarán tampoco los niños y niñas que practiquen el “truco o trato” por las calles de Maro, ya que se colocarán calabazas en las puertas de las viviendas en las que seguro podrán llamar para obtener la recompensa en forma de caramelos y golosinas.

Los más pequeños también podrán disfrutar mañana y el domingo con los distintos talleres que se han organizado en Maro, como los de cerámica, apicultura, escultura, materiales reciclados o los de decoración de calabazas.

Además, tanto mañana como el domingo habrá otras actividades como charlas y ponencias en torno a ‘Vida después de la vida’. En el salón de usos múltiples de esta pedanía, se hablará de psicofonías, espiritismo o reencarnación, entre otros temas esotéricos, muy acordes con esta festividad. Pero no todo será terrorífico en Maro. También habrá momentos para el disfrute de la buena gastronomía local, ya que se podrá realizar una amena ruta de la tapa por cinco establecimientos del casco urbano, que ofrecerán a muy buen precio algunas de las especialidades de la zona.

El programa de esta original fiesta se complementa con actuaciones musicales e incluso de teatro o lectura de las cartas del Tarot, entre otras opciones.