diariosur.es
Sábado, 8 de julio de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA EL PERIÓDICO ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
LO + BUSCADO
Vacaciones
-
El Código da Vinci

-
Las tendencias para este verano
-
Mundial de Alemania
-
Fernando Alonso
-
Los Sims 2
-
Alergias
-
Sudoku
-
Predicciones 2006
-
Ofertas de empleo
-
Hoteles
-
Logos Melodías
CULTURA Y ESPECTÁCULOS
CULTURA Y ESPECTÁCULOS
Sabina se despoja del luto
El cantante regala a su público de Málaga un concierto en el que muestra su faceta más rockera
Sabina se despoja del luto
ALEGRÍA. Sabina repasó anoche sus canciones más movidas.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

EL luto para Joaquín Sabina es cosa del pasado. Se curó en su anterior gira, con la que visitó Málaga hace sólo cuatro meses. «La carretera me ha curado». Así lo ha repetido en varias ocasiones, y ayer lo demostró en Málaga con un concierto muy movido y en el que los temas más rockeros y conocidos del cantante de Úbeda animaron la noche al numeroso público que se congregó en el Auditorio Municipal.

A sus 57 años, el jiennense ofreció un concierto en el que la fuerza de la guitarra eléctrica y la batería fueron protagonistas junto a su inconfundible y desgarrada voz. Y eso que un inoportuno corte de luz en la primera parte de la actuación hizo presagiar lo peor. Entonces, el cantante abandonó el escenario durante veinte minutos dejando a sus seguidores en ascuas. Muchos dudaron de su regreso. Finalmente, Sabina volvió e incluso tuvo ganas de bromear: «Esto pasa porque la luz la pone Sevillana Electricidad. Si fuera Electricidad Malagueña, no habría pasado nada », zanjó entre los aplausos y las risas del auditorio.

Para esta nueva gira, 'Carretera y top manta', Sabina ha hecho una selección de lo que considera sus mejores temas, y ha dejado poco espacio para los temas de su último álbum, 'Alivio de luto'. Apenas un puñado de canciones de su último disco interpretó anoche Sabina ante el público malagueño, y es que este trabajo gira en torno a temas de meditación, sin duda muy influenciados por el estado de ánimo del cantautor tras el infarto cerebral que sufrió en 2001. Para la ocasión, el de Úbeda prefirió entonar melodías más alegres ante un público que lo mismo coreaba una rumbita que un rock and roll.

Con energías renovadas

El cantante y poeta se mostró con energías renovadas y aliviado de sus resacas de salud. Entre los temas que interpretó anoche no faltaron 'Calle melancolía', 'Conductores suicidas', 'Y sin embargo' y su popular 'Princesa'.

El cantautor avisó que con esta gira veraniega quería sentirse joven y la verdad es que lo consiguió. Fue un concierto en el que Sabina se movió más de lo acostumbrado por el escenario y en el que arrancó a su guitarra los acordes más rockeros.

Con 27 años en el mundo de la canción y 17 discos a las espaldas el éxito de Sabina traspasa las fronteras españolas.

La ironía presente en las letras de Sabina, su quebrada voz y el ritmo de rock and roll animaron la noche malagueña con un concierto vibrante y lleno de letras conocidas que todo el público pudo corear. Todos quedaron contentos de que el luto, por fin, se haya aliviado.



Vocento