diariosur.es
Domingo, 28 de mayo de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA EL PERIÓDICO ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
LO + BUSCADO
Vacaciones, a la vuelta de la esquina
-
El Código da Vinci

-
Las tendencias para este verano
-
Mundial de Alemania
-
Fernando Alonso
-
Los Sims 2
-
Alergias
-
Sudoku
-
Predicciones 2006
-
Ofertas de empleo
-
Hoteles
-
Logos Melodías
CULTURA Y ESPECTÁCULOS
DAVID LEO GARCÍA POETA
«Me resulta más fácil escribir poesía que salir a por pan»
El joven malagueño de 17 años presenta 'Urbi et Orbi', ganadora del último premio Hiperión «Me gusta que mis poemas guarden secretos, que se descubra algo nuevo con cada lectura»
«Me resulta más fácil escribir poesía que salir a por pan»
JOVEN. David Leo García, ayer en la Feria del Libro. / CARLOS MORET
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

A sus 17 años, el malagueño David Leo García se convirtió el pasado marzo en el más joven ganador del premio Hiperión, con su poemario 'Urbi et orbi', una obra que ayer presentó en la Caseta de Tertulias de la XXXVI Feria del Libro. Confiesa que no se considera 'un bicho raro'. «Siento la necesidad imperiosa de escribir poemas», afirma.



¿Cómo se siente un chico tan joven al que le editan un libro de poemas?

Todavía no me lo creo. No estoy nervioso, pero que te publiquen un libro de poesía a esta edad es algo muy grande.

¿Cómo define su poesía?

Me preocupa mucho el lenguaje, por eso escribo poemas. Me gusta que lo que digo se mantenga. Además, leo muchos libros de poesía. Los versos me surgen, siento la necesidad imperiosa de escribir. Empezó como algo esporádico, pero en los dos últimos años he escrito del orden de seis o siete poemas diarios. Me resulta más fácil que salir a por el pan.

¿Y saca tiempo para sus estudios?

Bueno, tengo que confesar que a los estudios no les dedico mucho tiempo. Se fomenta mucho el aprendizaje de memoria y eso no me atrae. Intento atender en clase, y sacar las asignaturas, pero mi gran inquietud es la poesía.

De todos formas, tendrá pensado empezar alguna carrera...

Estoy un poco en blanco vitalmente hablando. Haré Filología Hispánica, pero sobre todo seguiré escribiendo poesía. No digo que me gustaría dedicarme a esto porque sé que es una utopía. Soy realista.

En 'Urbi et orbi', recurre con frecuencia a los sonetos, ¿por qué?

En efecto, la mayoría son sonetos. En el libro reflexiono sobre la mediocridad de la sociedad de consumo que nos rodea, en la que todo va muy deprisa. Me gustó la idea de contraponer esa velocidad con lo encorsetado de la métrica del soneto. Para crear un soneto hay que pensarlo muy bien.

¿En qué se inspira para escribir?

La vida, la realidad, tiene que ser el centro de inspiración de todo poeta. Intento huir del panfleto social, prefiero la calidad literaria.

¿Cuáles son sus poetas y obras de referencia?

'Ancia', de Blas de Otero; 'El rayo que no cesa', de Miguel Hernández; 'Poemas humanos', de César Vallejo; y 'Alianza y condena', de Claudio Rodríguez.

Por cierto, ¿qué piensa de la frase de Gabriel Celaya, 'la poesía es un arma cargada de futuro'?

Añadiría que no sólo de futuro, sino también de presente y de pasado. El poeta no se tiene que quedar en reivindicar cosas, tiene que cuidar su lenguaje, lo importante para mí es la forma del significado.

Un joven con 17 años que escribe poemas, ¿no es un poco 'bicho raro'?

(Ríe) Bueno a mis amigos también les gusta la poesía. Todo el que influye en mi vida influye en mi poesía. En Málaga hay muchos poetas, es una cuna de grandes poetas. He tenido mucha suerte al ganar el Hiperión, es una quimera que con 17 años te publiquen algo.

¿Qué diría a los jóvenes que no leen?

Que ellos se lo pierden. La literatura habla de la vida. No es algo para académicos, nos incumbe a todos. Además, para ser una persona completa hay que leer.

¿Por qué cree que no se lee?

Se fomenta mucho la pasividad. Tanta información acaba convirtiéndose en desinformación.

¿Qué le han dicho quienes han leído sus poemas?

Todo el mundo se queda con algo. La gracia de la poesía es no enterarse de todo. Me gusta que mis poemas guarden secretos, que se descubra algo nuevo con cada lectura.



Vocento