diariosur.es
Martes, 16 de mayo de 2006
 Webmail     Alertas    Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA EL PERIÓDICO ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
LO + BUSCADO
Vacaciones, a la vuelta de la esquina
-
El Código da Vinci

-
Las tendencias para este verano
-
Mundial de Alemania
-
Fernando Alonso
-
Los Sims 2
-
Alergias
-
Sudoku
-
Predicciones 2006
-
Ofertas de empleo
-
Hoteles
-
Logos Melodías
 
El Gobierno Boliviano dio ayer un ultimátum a las entidades financieras BBVA y Zurich Financial Service para que, en un plazo máximo de tres días, le entreguen «a título gratuito» las acciones que gestionan a través de un fondo de pensiones en las principales petroleras que operan en este país. Esta amenaza parece contradecir las afirmaciones que casi al mismo tiempo hacía su presidente, Evo Morales, en el Parlamento Europeo. Allí, el dirigente indígena afirmaba que con su nacionalización de los hidrocarburos -que afecta a Repsol, entre otras firmas- «no se expulsa ni se expropia a nadie». El decreto publicado ayer orden a ambas sociedades que transfieran al Estado la titularidad de sus acciones en Andina -filial de Repsol YPF-, Transredes -de Enron y la angloholandesa Shell- y Chaco -de la británica BP-. Estos últimos suponen casi la mitad del patrimonio de los fondos suscritos por BBVA y Zurich, unos 700 millones de dólares sobre un total de 1.600 millones.
 
OPINIÓN
 
 
OTROS TITULARES
 
 
 
 
 
 

Vocento

Publicidad