diariosur.es
Martes, 18 de abril de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA EL PERIÓDICO ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
LO + BUSCADO
Semana Santa de Málaga
-
Ofertas de empleo
-
Vacaciones, a la vuelta de la esquina
-
Fernando Alonso
-
Recetas vegetarianas
-
Alergias
-
Sudoku
-
Predicciones 2006
-
Música MP3
-
Hoteles
-
Logos Melodías
PORTADA
MÁLAGA
Cae en Málaga una red de trucaje de cuentakilómetros con 18 detenidos
El fraude consistía en rebajar la cifra del marcador para vender como seminuevos coches que tenían más uso. La policía estima que la trama desarticulada ha podido manipular más de 800 vehículos de segunda mano
Cae en Málaga una red de trucaje de  cuentakilómetros con 18 detenidos
TARIFA. Los empresarios pagaban entre 30 y 60 euros por cada modificación. / SUR
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

El cuentakilómetros apenas había girado y, atendiendo al número que anunciaba el salpicadero, se decidió por un coche que parecía casi nuevo. El cliente se había decantado por un vehículo de importación que al parecer sólo había recorrido 5.000 metros. Sin embargo, el coche en cuestión había llegado desde el centro de Europa por carretera y tenía 3.000 kilómetros de bagaje. Su precio, de haberse ajustado a la realidad, no hubiera sido ni mucho menos el mismo.

Este es sólo uno de los casos que engrosan una larga lista de estafados, a los que la Policía Nacional intenta localizar a través de la documentación intervenida en la denominada 'operación Medusa', que ha supuesto la desarticulación de una trama de empresarios y profesionales autónomos dedicados a la compraventa de coches usados cuyo kilometraje era alterado a la baja, para así poder incrementar el precio del vehículo en el mercado.

En total han sido detenidas 18 personas, entre ellas, un joven técnico en electrónica al que los investigadores consideran el presunto autor material de la manipulación de los cuentakilómetros. El detenido tenía un taller en Málaga capital, que supuestamente era el lugar donde se llevaban a cabo los trucajes y al que acudían los responsables de algunos concesionarios que querían rebajar los kilómetros de los vehículos usados puestos a la venta.

Investigación abierta

Aunque la operación, desarrollada por la Unidad contra la Droga y el Crimen Organizado (Udyco) Costa del Sol, aún no ha concluido, las primeras investigaciones apuntan a que durante el pasado año en este taller se pudieron manipular unos 600 vehículos y que durante los primeros meses de este año ya se habían realizado más de 150, por lo que, de no haber abortado la estafa, el número de coches hubiera superado la cifra del año anterior.

Las mismas fuentes indican que los empresarios pagaban por el trucaje de los vehículos entre 30 y 60 euros, y que el beneficio que podían obtener por ello superaba los 1.500 euros por coche, dada la diferencia de precio que podían aplicar tras haber rebajado el número de kilómetros.

Es la segunda ocasión en la que la Policía Nacional procede a desarticular en la provincia una trama de este tipo, ya que hace aproximadamente un mes y medio, el Grupo de Fraude acabó con una importante red que actuaba de la misma manera.

En esa ocasión fueron detenidas 25 personas de una docena de empresas del sector de la automoción. Entonces también fue detenido un hombre de 41 años, en este caso un antiguo mecánico, como la persona encargada de realizar los trucajes en los aparatos de medición. La policía estimó entonces que el individuo en cuestión podía haber alterado unos 2.000 cuentakilómetros al año, por lo que el número de afectados por esta estafa era muy elevado, según los propios investigadores.

Sin denuncias previas

En el caso de la 'operación Medusa', que comenzó en Fuengirola, la trama podría tener ramificaciones en otras provincias, por lo que no se descartan nuevas detenciones en los próximos días. Según fuentes próximas al caso, las investigaciones se iniciaron sin que existieran denuncias previas por parte de alguno de los compradores.

No obstante, la policía tiene la intención de localizar a los posibles afectados por este fraude en la compra de vehículos para realizar las comprobaciones sobre los propios vehículos y para informarles del sobreprecio pagado por los mismos y los kilómetros rebajados en cada caso.



Vocento