diariosur.es
Miércoles, 12 de abril de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA EL PERIÓDICO ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
LO + BUSCADO
Semana Santa de Málaga
-
Ofertas de empleo
-
Vacaciones, a la vuelta de la esquina
-
Fernando Alonso
-
Recetas vegetarianas
-
Alergias
-
Sudoku
-
Predicciones 2006
-
Música MP3
-
Hoteles
-
Logos Melodías


VIVIR
VIVIR
Expertos hallan en Granada un caracol que se creía extinguido hace 40 años
Expertos hallan en Granada un caracol que se creía extinguido hace 40 años
El caracol encontrado. / EFE
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Los investigadores que elaboran el Libro Rojo de los Invertebrados Amenazados de Andalucía han hallado en Granada ejemplares vivos de 'orculella bulgárica', especie de caracol que se creía extinguida y del que sólo se tenía referencia a través de fósiles y una descripción hecha en Bulgaria en los años 60.

Para garantizar la conservación de esta especie, localizada en un cañaveral de la depresión de Guadix, la consejería de Medio Ambiente ha puesto en marcha un programa específico que se centrará en proteger su hábitat y en la búsqueda de nuevas poblaciones, así como en conocer su ciclo biológico, hasta ahora desconocido, según explicó Elena Espinosa, bióloga participante en el proyecto. «La población es muy pequeña y todavía no se conoce cuántos ejemplares la forman», apuntó Espinosa, que señaló que el caracol mide alrededor de un centímetro y necesita de mucha humedad y de hábitats muy poco transformados para su supervivencia. La última constatación que se tenía de su existencia era la descripción hecha en los años 60 por un científico en la cercanías de Radomir (Bulgaria).

Dos años de trabajo

El delegado de Medio Ambiente, Gerardo Sánchez, explicó que durante dos años 44 especialistas y 19 instituciones han trabajo en la evaluación del estado de conservación de los invertebrados en la comunidad andaluza y la identificación de sus hábitats. El objetivo era recopilar información para la elaboración del Libro Rojo de los Invertebrados Amenazados de Andalucía, que incluirá 250 especies, y la confección de un inventario de hábitats importantes para estas especies.

«Este caracol vendrá a incrementar el más de 1,75 millones de especies catalogadas de invertebrados que hay en el mundo», subrayó Sánchez, quien apuntó que, para subsistir, esta especie debe hacer frente a «tremendas amenazas», como la destrucción y transformación de su hábitat en cultivos madereros o frutales.



Vocento