diariosur.es
Sábado, 11 de febrero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA EL PERIÓDICO ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES


UNICAJA
LIGA ACB
El Unicaja continúa sin perder en 2006 y llega a la Copa eufórico
El equipo malagueño suma su decimocuarta victoria en la Liga ACB, lo que le aupa provisionalmente a lo más alto de la tabla, después de superar con claridad durante casi todo el choque a un Ricoh Manresa que frena su progresión en la lucha por salir del descenso (84-66)
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

El Unicaja, que contaba con la significativa baja de su hombre mas alto, el pívot puertorriqueño Daniel Santiago, quien padece una lesión ocular, se encontró en los primeros momentos con la fuerte resistencia del conjunto manresano, que mostró algo de las cualidades que le han hecho subir enteros en las últimas jornadas.
La formación que dirige Óscar Quintana mandó en el marcador en los minutos iniciales y llegó a conseguir una ventaja de cinco puntos mediado el cuarto (6-11), aunque los recursos del equipo que hasta ahora tiene los mejores números de la Euroliga, el Unicaja, fueron suficientes para que concluyeran los primeros diez minutos con ventaja local (21-18).
En el segundo cuarto, la formación que dirige el italiano Sergio Scariolo mantuvo su progresión, apretó en defensa y logró una ventaja ocho puntos (28-20, m.13), aunque el Unicaja no pudo jugar con facilidad ante la presión del Ricoh Manresa y el buen hacer del alero esloveno Marko Maravic, quien alcanzó los diez puntos en los primeros veinte minutos.
Antes de que se llegara al descanso, el equipo local, de la mano del madrileño Jorge Garbajosa, que había estado poco efectivo hasta entonces, y del argentino Walter Herrmann, consiguió irse a los vestuarios con la máxima ventaja del momento, de once puntos (42-31).
En la reanudación, el equipo malagueño mantuvo su orden en la defensa y el buen reparto de responsabilidades en los tiros, lo que valió para mantener una ventaja que rondó los diez puntos y que se quedó en trece (61-48) a la conclusión del tercer parcial.
El equipo catalán entró en la última fase del choque con una desventaja no demasiado abultada, aunque la sensación que dio su juego y el del rival fue de que la victoria estaba muy controlada del lado andaluz.
Así, un triple del argentino Pepe Sánchez subió la diferencia local a los quince puntos (64-49) a las primeras de cambio, lo que dio una idea de que el Unicaja no quería sorpresas de última hora.
El equipo de Scariolo, sin aparente esfuerzo, controló el juego en todas sus facetas hasta la conclusión, a la que se llegó con la máxima ventaja del partido, de dieciocho puntos (84-66).



Vocento