diariosur.es
Martes, 3 de enero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA EL PERIÓDICO ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
LO + BUSCADO
- Sudoku
-
Juguetes
-Melodías de Navidad
-
Academias
-
Recetas vegetarianas
-
Antivirus
-
Regalos de Navidad
-
Predicciones 2006
-
Música MP3
-
Juegos PC
-
Logos Melodías
OPINIÓN
LA TRIBUNA MALAGUEÑA
Se vende España
NO voy en ningún caso a referirme al 'Estatut', no es lo mío este tipo de análisis y realmente comenzamos a estar algo hartos de estos temas. ¿Que inventen otros¿ Lo que sí me llama poderosamente la atención es la venta, esa otra puja que amparada o no, legalizada o no, nos sume en el más tremendo desamparo. ¿Quién nos ampara? España, y más concretamente el Mediterráneo, con PGOUs o sin ellos, ayuntamientos, concejales, urbanistas, constructores, arquitectos, ladrillos y cemento. Marbella o Benalmádena o Torrox o Almería, todo está en liquidación. Sencillamente, SE VENDE.

Hay tanto ruido mediático con los problemas políticos que, al parecer, este otro asunto gravísimo no retiene la atención del español medio, del mediopensionista, ni tan siquiera de los jubilados que deberían tener tiempo para dedicárselo. De nuevo, arteramente, los de siempre, hablan de 'turismo residencial', eufemismo, cuando no verdad encubierta para demostrarnos que la construcción es la gran solución, si no la única, para el futuro de España (con perdón). Eso es tan incierto como la existencia del limbo (Papa dixit).

Últimamente un gran periódico de tirada nacional está publicando, tanto en el diario como en el suplemento semanal, unos reportajes estremecedores sobre este importante problema. No podemos, no debemos, no es posible continuar por esos derroteros. ¿Qué legaremos a las generaciones venideras?, sí , esos: sus hijos, mis nietos, los emigrantes... ¿Acaso no tenemos obligaciones graves, todos, usted y yo también, sobre lo que acaece en nuestro entorno o más allá? ¿Hasta cuando en aras de un progreso falso y atropellado, sin futuro a medio y largo plazo, seguiremos depredando territorio que es justamente la gallina que ha permitido hacerse de oro a tanto ganapán? Voy más allá aún. ¿¿Que nos se nos presente el ' milagro económico malagueño' como fruto del desarrollo inmobiliario porque no es verdad!! La parte del león de esos billonarios beneficios nunca se ha quedado en Málaga y no niego la mayor. Claro que ha sido un beneficio para muchos, cierto, pero y el futuro ¿quién lo planifica?, ¿el POT?, ¿los ayuntamientos?, verdaderos espanta-ciudadanos.

Piensan ustedes que este repetido telediario, ese ariete del desatino y la provocación en que se ha convertido el Ayuntamiento de Marbella, ¿vende? Somos el Sautier Casaseca del Turismo. Ya hasta tenemos folletín de diario. Por favor acabemos con ellos antes de que acaben con nosotros. Ni eso es democrático ni los atropellos en los que incurren son mínimamente tolerables. ¿Basta ya de chapapote municipal tolerado e intolerable!

Repito una vez más que desarrollo SÍ, pero nunca desarrollismo. Que hay un buen número de urbanizadores, inmobiliarios y constructores de gran honradez que ciertamente han debido actuar con la ley en la mano y que sólo la capacidad depredadora de los propios ayuntamientos, urgidos por sus problemas dinerarios y otros mucho menos confesables, han producido una situación intolerable, de verdadera asfixia. Todo eso puede ser cierto, pero el fin no justifica los medios.

Y pregunto: hay una gran cantidad de munícipes inmersos en procedimientos judiciales, seamos respetuosos con la ley. Hay corruptos, con certeza que sí, lo dicen los propios jueces con sus sentencias pero, ¿saben de los corruptores? Si en toda esta absurda y desproporcionada peripecia tanto unos como otros se reparten las posibles culpas a mitad y mitad, ¿porqué no hay corruptores ni en los medios, ni en la cárcel, en igual o parecido número? ¿Qué extrañas fuerzas impiden conocer la verdad? ¿A quien se protege? Silencio ominoso.

Hay voluntad de hacer algo, pero muchas, incalculables presiones para no hacer nada. Se esgrimen las cifras de posible paro. Vean el asunto de las canteras de Alhaurin, nos hundimos, es el apunte de diario. Claman las voces en defensa, posiblemente más que legítima, de los puestos de trabajo; pero en igual medida, deberíamos clamar los ciudadanos no inmersos en esa presión mediática en defensa de una Málaga con futuro, de una Costa no depredada, de unos espacios abiertos, limpios y no masificados. Estimo que es una petición razonable.

Por otro lado, cuando de una manera inteligente y democrática se cita a un grupo de expertos para que aporten ideas y posibles soluciones, se ignora todo. Al parecer porque la magnitud del problema excede lo políticamente correcto o, porque las presiones de los de siempre han sido mucho más convincentes que el sentido común del resto. No es de recibo y protesto. Ruego se ponga de nuevo en marcha, no exijo, porque no puedo hacerlo, el Plan Qualifica. Se nos informe del P.O.T. y de su marcha y se nos diga de una vez, si puede existir un razonable futuro después de Marbella.

Se vende España y de nuevo hemos de pasar por la vergüenza de que vengan del exterior a decirnos lo que tenemos que hacer. Unión Europea ¿Es que no terminaremos de aprender nunca? ¿Señor qué cruz!



Vocento