diariosur.es
Martes, 3 de enero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA EL PERIÓDICO ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
LO + BUSCADO
- Sudoku
-
Juguetes
-Melodías de Navidad
-
Academias
-
Recetas vegetarianas
-
Antivirus
-
Regalos de Navidad
-
Predicciones 2006
-
Música MP3
-
Juegos PC
-
Logos Melodías
OPINIÓN
CARTAS
Paradojas
Soy socio del Málaga CF, con localidad en preferencia alta, y no dejo de asombrarme con las paradojas que observo semana tras semana en el Estadio de La Rosaleda. Hace poco, en el lastimoso partido contra el Osasuna, tuvimos que quitarle a la botella de agua del niño (cuatro años) el tapón tipo biberón que lleva la botellita para que el crío pueda beber cómodamente, pero nadie se preocupó del individuo que nos atufó todo el partido con su porro de marihuana. O bien observo semana tras semana como no esta permitido tomarse ni una cervecita con el bocadillo, hecho penado hasta con 3.000 euros de multa, mientras que en el palco presidencial se puede disfrutar de cualquier bebida alcohólica. O como cada partido siempre hay un grupo de individuos marginales que se cuelan por casi cada uno de los accesos mientras que los vigilantes hacen la vista gorda o no se atreven a pararlos cuando al resto nos cuesta un buen puñado de euros la entrada o el carné. Esperemos que el mismo nivel de exigencia hacia el socio o espectador normal y corriente se le aplique a los que se drogan en el interior del estadio, los que se cuelan, los que se toman su copita mientras los demás nos conformamos con un refresco (sin tapón, eso sí), etc.



Vocento