¿Debo vacunarme contra la gripe durante un tratamiento de fertilidad?

Vacuna contra la gripe./
Vacuna contra la gripe.

Antes del tratamiento se recomienda la vacuna contra la rubéola si la mujer no está inmunizada | Durante el embarazo, la de la tosferina y la antitetánica

R. C. Madrid

De forma genérica, se aconseja a las mujeres embarazadas vacunarse contra la gripe durante el primer trimestre del embarazo, especialmente a aquellas cuyo parto esté previsto para el invierno pero, ¿la recomendación es la misma para las mujeres que se están sometiendo a un tratamiento de reproducción asistida? El doctor Manuel Muñoz, director de IVI Alicante, recuerda que las mujeres en tratatamiento de reproducción deben ser tratadas como el resto de la población y solo vacunarse si tiene algún factor de riesgo. "Se recomienda la vacuna si la paciente padece alguna enfermedad crónica, ya sea cardiovascular, respiratoria o diabetes, pero no es necesaria si no existe alguna de estas circunstancias", aclara Muñoz.

Al aplicar la vacuna de la gripe a las mujeres embarazadas, continúa el doctor, "se protege a la madre y al bebé de esta cepa durante los primeros meses de vida". Asimismo, destaca el "alto grado de seguridad" de esta vacuna, de la que no se ha encontrado ninguna reacción adversa. Sin embargo, Muñoz recomienda retrasar su aplicación hasta que finalice el primer trimestre del embarazo "como medida de prevención ante posibles efectos secundarios para el bebé”.

Antes del embarazo

Según recuerda el doctor Muñoz, las mujeres que vayan a someterse a un tratamiento de reproducción asistida deben estar debidamente inmunizadas antes del embarazo para evitar enfermedades prevenibles, como la rubéola o la hepatitis B. La primera está incluida en el calendario vacunal de las niñas, pero en ocasiones las mujeres adultas no están inmunizadas. En ese caso, señala Muñoz, se recomienda vacunar y esperar tres meses antes de comenzar el tratamiento de reproducción, ya que la vacuna se administra en conjunto con la parotiditis y el sarampión en la llamada triple vírica.

Por el contrario, la vacuna de la hepatitis B está aconsejada en grupos de riesgo, especialmente personal sanitario, pero no es necesaria si no existe ese factor de riesgo.

Tosferina y antitetánica

En cuanto a las vacunas recomendadas durante el embarazo, además de la de la gripe Sanidad recomienda desde 2015 administrar la de la tosferina entre las semanas 27 y 36 de gestación, una medida con la que se protege de esta infección respiratoria a los niños menores de tres meses.

Respecto a la antitetánica, se recomienda en mujeres embarazadas que no estén vacunadas y según el momento gestacional en que se encuentren. Se puede administrar en una única dosis al menos 60 días antes del parto o bien administrar dos dosis: una al menos 60 días antes del parto y la segunda al menos 20 días después de la primera dosis. Con ello, explica el doctor Muñoz, se protege frente al tétanos neonatal y puerperal. Si la mujer embarazada ya estaba vacunada, se recomienda una dosis de refuerzo.

Contraindicaciones

En el otro lado están las vacunas contraindicadas durante el embarazo. Según advierte Muñoz, se desaconseja administrar la vacuna de sarampión, rubéola, parotiditis y varicela "desde tres meses antes de la gestación y durante la totalidad del mismo ya que podrían provocar infección fetal".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos