Todo lo que debes saber si viajas con un bebé en avión

A la hora de organizar un vuelo con el pequeño de la casa surgen un sinfín de interrogantes. ¿Necesitan el DNI para volar? ¿cuánto pagan por el billete? ¿pueden llevar equipaje de mano? ¡Resolvemos las principales dudas!

Almudena Nogués
ALMUDENA NOGUÉSMálaga

Viajar con un bebé es toda una aventura. Una nueva experiencia que llega acompañada de miles de dudas. Y es que a la hora de organizar un vuelo con el pequeño de la casa a las familias les suelen surgir un sinfín de interrogantes. ¿Necesitan DNI? ¿Pagan lo mismo por el billete? ¿Pueden llevar equipaje de mano? ¿ Hasta dónde se puede llevar su sillita? La respuesta se hace compleja ya que cada compañía aérea tiene sus propias normas, aunque la mayoría actúan de manera similar, lo que permite establecer ciertas pautas genéricas a modo de guía, que es lo que pretende este artículo. Por cierto, se considera bebé a los menores de 2 años. ¿A partir de cuándo pueden volar? Según aclara Aena en su página web, "a partir de las 48 horas de su nacimiento". Eso sí, acto seguido matizan: "pero es recomendable que no lo hagan hasta pasada una semana para vuelos cortos y al menos tres semanas para vuelos de larga duración". Al respecto, los pediatras recomiendan esperar hasta la cuarta o sexta semana de vida del bebé para evitar que tenga un contacto temprano con gérmenes en un lugar cerrado como el avión (algunas compañías de hecho no los aceptan a bordo hasta pasados los 14 días) ¿Decididos ya a hacer la maleta? ¡Pues toma nota!:

La principal duda: ¿Necesitan DNI?

Suele ser la primera gran duda que sale a flote. ¿Tengo que sacarle el DNI al bebé para volar? En el caso de vuelos domésticos, dentro de España, con el libro de familia es suficiente. Aena lo detalla: "Para viajar fuera de España, necesitarán el DNI en vuelos comunitarios (zona Schengen) y el pasaporte (y el visado si el país de destino lo requiere) para vuelos internacionales y comunitarios que no están en el acuerdo Schengen. El libro de familia siempre es además recomendable como documentación a llevar consigo.

¿Cuánto pagan por volar? ¿Ocupan asiento?

En general, el precio del billete para un bebé suele ser bastante reducido. La mayoría de las compañías suele cobrar un bajo porcentaje del coste de un adulto (en Iberia por ejemplo es del 10% y otras fijan un coste fijo que ronda los 30-35 euros) en concepto de tasas y seguros. La clave está en si ocupan o no asiento. Los menores de dos años no ocupan asiento a menos que los padres lo decidan expresamente (no existe obligación). Si prefieres que el bebé vaya sentado solo, pasará a ser tratado como los niños de entre 2 y 11 años. Al ocupar asiento, deberás llevar una silla de coche homologada (sello de calidad de la UE,ECE R44/03 o ECE R44/04 con unas medidas máximas de 44 cm de anchura -consultar a cada compañía) en la que el bebé viajará teniendo en cuenta las normativas de seguridad. Una vez cumplidos los dos años, sí ocupan asiento. ¡Ojo! Porque si el bebé va a cumplir los dos años antes de finalizar el viaje, su billete tiene que adquirirse con la tarifa de niños para la totalidad del vuelo. En caso de sentarse en el regazo de uno de sus padres las compañías facilitan un cinturón que se une al del adulto y con el que se ata al pequeño.

En los vuelos de larga distancia cabe la opción de solicitar cuna si el menor pesa menos de 10-11 kg. El número de cunas es limitado por vuelo, así que es recomendable pedirla en cuanto se compre el billete. También es aconsejable recordar en el mostrador de facturación que se ha solicitado cuna, para evitar sorpresas

¿Qué equipaje pueden llevar?

Aunque depende también de cada compañía, la mayoría deja llevar de manera gratuita una sillita o carro de bebé (siempre que se pueda plegar en una sola pieza). Algunas aerolíneas permiten incluso transportar un modelo de dos piezas (soporte y maxicosi, por ejemplo). Lo mejor, por tanto, es consultar con la propia empresa para evitar sorpresas a la hora de embarcar. Además del carrito, cada vez son más las que autorizan un segundo artículo (asiento infantil de coche, alzador o cuna plegable) que deben etiquetarse para el viaje en el mostrador de facturación. ¿Pueden llevar además una maleta de mano? Si no pagan asiento y se sientan en brazos la respuesta es: por norma, no. Sus enseres, pues, deberán incluirse en el equipaje de sus padres, aunque algunas aerolíneas permiten llevar como equipaje de mano para el bebé una bolsa de 5kg de peso para transportar las pertenencias que necesite para el vuelo

¿Hasta dónde puedo llevar el carrito?

Normalmente se puede llegar hasta la puerta del avión con la silla. Allí se pliega y se entrega para que lo lleven a la bodega. Una vez en el destino, lo normal es que te devuelvan la silla en la puerta de la aeronave, pero también hay ocasiones en las que hay que recogerla junto al equipaje en la cinta.

¿Tienen prioridad para embarcar?

Normalmente las familias con niños pequeños tienen derecho a embarcar de los primeros de manera gratuita, aunque como todo, también depende de cada aerolínea. Primero suelen acceder los pasajeros de 'Business' o Primera Clase y, a continuación, las familias con menores antes que el resto del pasaje. En las 'low cost', suelen tener ventaja los que han pagado embarque prioritario. Así pues, la respuesta a esta pregunta queda a expensan de las directrices de cada compañía y del trato que quieran dar a los pasajeros con bebés según su política de empresa dado que no es obligatorio dicho trato de favor. Vueling, por ejemplo, sí lo aplica y Ryanair no.

¿Qué alimentos o bebidas pueden subir a bordo?

Pese a las restricciones con los líquidos y productos que pueden introducirse en cabina, las compañías aéreas permiten que los padres lleven consigo la cantidad de leche y comida que vayan a necesitar sus retoños durante el trayecto. Así, se puede embarcar sin problemas con alimentos y bebidas infantiles (leche en polvo, potitos, purés etc incluso en envases de más de 100 ml). Eso sí en el control de seguridad suelen pedirte los envases para revisarlos en una máquina.

Cuidados a tener en el despegue y aterrizaje

"El aire seco y presurizado de la cabina del avión puede causar dolor o deshidratación al bebé, por lo que se recomienda que beba con frecuencia antes y durante el vuelo", advierten desde Aena. Para evitar molestias con los oídos durante el despegue y el aterrizaje los pediatras aconsejan que los bebés succionen algo en ese momento: usar el chupete, mamar o tomar un biberón. ¿Otro consejo? Llevarles alguna mantita o ropa de abrigo para evitar que el pequeño se resfríe con el aire del avión, que suele estar alto.

¿Dónde cambiarle el pañal?

Aunque el espacio sea reducido, los aviones disponen de cambiadores de bebé en alguno de los aseos o en la parte posterior del avión.

Fotos

Vídeos