El anuncio sobre la retirada de papillas Nestlé que preocupa de forma innecesaria a los padres

Estos días circula por Whatsapp la imagen de un cartel de un supermercado pidiendo a sus clientes la devolución de las cajas de cereales. La compañía advierte de que no existe en ningún caso riesgo para la salud

Almudena Nogués
ALMUDENA NOGUÉSMálaga

Si estás en algún grupo de Whatsapp de padres probablemente hayas recibido estos días la alerta. El mensaje va acompañado de una foto, tomada en los estantes de un supermercado, y muestra la advertencia de una conocida cadena de alimentación animando a sus clientes a no consumir los envases adquiridos de papillas de 8 cereales con galletas de Nestle de determinados lotes. "Si tiene en su casa alguna unidad debe interrumpir su uso y devolverla en nuestro mostrador de información", reza el citado cartel.

La difusión de esta alarma -según se indica, por "riesgo químico, hidrocarburos aromáticos policíclicos"-, ha puesta en jaque a muchas familias. Dicha preocupación ha llegado a la propia Organización de Consumidores OCU, desde donde recuerdan que los lotes que cita el cartel de Alcampo se comercializaban en Bélgica y ya fueron retirados en su momento a pesar de que según informa la propia compañía no “existiese en ningún caso riesgo para la salud”.

La polémica se remonta al pasado mes de julio, cuando las las autoridades sanitarias belgas detectaron niveles de PAH (Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos) superiores a los esperados en un lote de cereales infantiles comercializados en Bélgica. "En España, a pesar de no tener constancia de resultados positivos de contaminantes ambientales, Nestlé decidió, de forma voluntaria, proceder a la retirada de todos los lotes de cereales infantiles que fueron elaborados con la misma materia prima pese a no existir un riesgo para la salud, según la empresa", explican desde la OCU.

Ante la confusión generada entre los padres, Nestlé ha emitido un comunicado -disponible en su web- en el que califica la aparición de estos carteles de "un error" y añade que "ya está siendo subsanado". "Las autoridades de Consumo ya han solicitado oficialmente la retirada de los carteles de las tiendas". "Importante: en ningún caso ha existido, ni existe, riesgo para la salud", concluye la multinacional suiza.

Fotos

Vídeos