Very important people

Muere el tercer multimillonario de Europa y nosotros sin encontrar la llave allen

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

Los manuales de geografía están llenos de mentiras. Sin ir más lejos, Málaga tiene un río sin agua y varias playas sin arena. Lo del río es por culpa del tiempo y lo de las playas por culpa del temporal. El sábado jugó aquí el Girona, y mientras desde la sombría Bélgica veía el partido Puigdemont, cayó una granizada que tal vez le hizo decidirse por la nublada Bruselas, aunque un conocido me asegura que lo vio en las gradas de La Rosaleda. El domingo lo que caían eran palmeras, mientras las olas lamían el interior de los chiringuitos y los tejados buscaban por el aire techos más favorables. No sé si será gafe Cristiano Ronaldo, que pasó el fin de semana en Marbella y había reservado mesa en un merendero. Venía de marcar dos penaltis en Valencia pero llegó al chiringuito en fuera de juego y se fue de vuelta al hotel. En un merendero belgicano unos días antes un patriota de pro le acercó a Puigdemont una bandera de España y Carles la besó. ¿Quién es nadie para atravesar la distancia física de la cortesía y el respeto? Nos venimos arriba enseguida. Estos patriotas. Un patriota que ha convertido su manera en nuestra manera ha sido Ingvar Kamprad, el hombre con más cajones de toda Suecia. Ha muerto a los 91 años tras poblar el mundo de tiendas de muebles con sus correspondientes instrucciones de montaje. ¿Por qué nunca traen un tornillo de más por si se nos pierde?

Dicen que a pesar de ser multimillonario era un tacaño. No como los empresarios españoles, que sólo pagan la mitad de las horas extras a sus trabajadores. El apellido de Kamprad parece el imperativo de comprar y eso ayuda. Ha llevado la bandera de Suecia a todo el mundo, aunque la beneficiaria de la difusa organización de su empresa por lo visto es la ambigua Holanda, por lo que la Comisión Europea abrió una investigación en diciembre. ¿Se habrá muerto por eso? En el entierro quizá se les haya ocurrido a sus herederos ampliar el negocio a los ataúdes de fácil montaje. Morirse sale caro. Kamprad murió el sábado y a lo mejor creyó que Suecia ganaría al día siguiente la final del Europeo de balonmano, pero ganó España. ¿Cómo pueden levantar las piernas tan alto los porteros de balonmano? Mathias Kamprad, el hijo, estrena estado de jefe y el jefe del Estado nuestro, Felipe VI, que vendrá a Málaga el martes, celebró su 50.º cumpleaños tomando sopa en familia. También murió el sábado el hombre atropellado en la avenida Carlos Haya, que ya no se llama así. El conductor, que no tiene nombre, ha sido detenido, y eso que atropellar a alguien sí que suele salir barato. Algunos critican que el Rey haya concedido a su hija, también ayer, el Toisón de Oro. Yo les he dicho a mis hijos que si se comen la sopa de verduras con tropezones así con esa sonrisa también tendrán uno, aunque no me he comprometido a que sea de oro. Para no pillarme los dedos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos