Valentina y lo de después

ROSA BELMONTE

Valentina Tereshkova cumplió ayer 81 años. Fue la primera mujer que voló al espacio (claro que la URSS también mandó un perro). Obrera textil, llegó a ser cosmonauta, ingeniera y política. O lo que demonios fueran allí. En todo caso, miembro importante del Partido, donde estuvo hasta el colapso de la URSS. El domingo 18 hay elecciones presidenciales en Rusia y sólo una candidata (una más de las que suele haber en España). Da igual, ganará Putin. A Ksenia Sobchak la han llamado imbécil, puta y mujer repugnante en un debate televisivo (el ultranacionalista Zhirinovski). Y un diputado ultraconservador dice que las leyes contra el abuso sexual son ideas de «lesbianas apestosas». Bueno, algún obispo nuestro apunta la presencia del demonio en las filas del «feminismo radical» que promueve «las causas del lesbianismo», del «bisexualismo» y del «aborto libre y gratuito». Qué ganas de que pase el jueves y volvamos al 'procés'. O de irse al espacio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos