El toro Ferdinando

ROSA BELMONTE

Hay un feminismo mimado que se preocupa de tonterías como el 'mansplaining' o el 'manspreading' y se olvida de la ablación o la prostitución de niñas. Hay a quien le parece que 'El cuento de la doncella' es muy real. Será en el ISIS, bajo las garras de Boko Haram o si hubiera gestación subrogada sin cobrar. Podemos, MÉS y el PSOE han inventado los 'toros a la balear', que son como los caracoles a la llauna con los caracoles vivos. El Parlamento balear ha votado una extravagante legislación que prohíbe la muerte del toro o su daño físico o psíquico. Sólo se permiten el capote y la muleta. Toros y toreros serán sometidos a controles antidoping. Dice el PP que la norma tiene visos de inconstitucionalidad. Sobre todo es bochornosa. No se trata de prohibir los toros (eso sería otra cosa), se trata de hacer el ridículo creyendo en el toro Ferdinando de Disney. Hay un animalismo mimado y consentido por los políticos que da mucha vergüenza.

Fotos

Vídeos