A POR OSP EN SU TERRENO

Los independentistas de San Pedro dan señales de que disputarán el voto identitario en las próximas municipales

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

CASI un centenar de personas se concentraron ayer en San Pedro Alcántara contra la supuesta tala de ejemplares prevista en la avenida Marqués de Duero. La protesta fue organizada por la Asociación Pro-Independencia de San Pedro Alcántara (ISP) y por la Asociación San Pedro Alcántara Existe y los propios términos de la convocatoria permiten adivinar que las motivaciones iban mucho más allá de una preocupación ecologista. En San Pedro se ha abierto la batalla por el voto identitario y a más de un año de las próximas elecciones municipales las espadas comienzan a levantarse.

Ya por la mañana, varias horas antes de la hora prevista para la concentración, el teniente de alcalde de San Pedro y vicepresidente de Opción Sampedreña (OSP), Rafael Piña, se vio obligado a convocar a los periodistas para aclarar que no se va desmontar el palmeral de Marqués del Duero y que las obras previstas no supondrán la tala de ningún árbol «Simplemente la mayoría de los ejemplares se van a trasladar dentro de la misma zona para acometer un proyecto importante en este lugar», dijo.

A pesar de estas explicaciones, la convocatoria tuvo cierto éxito, aunque una espontánea se presentó para afear a los dirigentes de IU y Podemos presentes en el acto que las obras contra las que protestaban se habían aprobado durante el mandato del tripartito. Detrás de la protesta medioambiental, el ambiente político en San Pedro comienza a agitarse

Ya hace meses que el entonces presidente de ISP, Manuel Fernández, dejó ese cargo y adelantó su intención de acudir a las próximas elecciones municipales. Los resultados electorales conseguidos por OSP en 2011 y en 2015 y el protagonismo que esa formación está teniendo durante el actual mandato han demostrado que existe un espacio político de quienes solamente se identifican con San Pedro Alcántara que permite alcanzar cotas de poder en el Ayuntamiento de Marbella. En 2011, los dirigentes de OSP y los de ISP (donde por entonces se encontraba el actual líder de Podemos, Manuel González 'Lolo') exploraron la posibilidad de presentar una candidatura conjunta. Ante la falta de acuerdo, los independentistas decidieron retirarse para evitar dispersar los votos de ese espacio político y OSP consiguió de esa manera un resultado notable. Pese a quedar por detrás del PP en el distrito de San Pedro pasó de la nada a tres concejales. Cuatro años más tarde, ya consolidada como fuerza política sampedreña, alcanzó un resultado ligeramente menor que aunque le dio un edil menos le permitió convertirse en la fuerza imprescindible para formar gobierno en Marbella.

Los términos de la convocatoria para la concentración de ayer demuestran claramente que ese espacio está ahora en disputa. La de la asociación cultural llamaba a manifestarse «Por nuestra identidad», mientras que ISP lo hizo trazando una paralelismo entre el GIL y el actual equipo de gobierno. «Cuando después de 20 años, los sampedreños y sampedreñas creímos estar nuevamente defendidos por quienes se suponían amar a nuestro pueblo, despertamos de un sueño que realmente nunca llegó a producirse. Ni nos gobiernan los nuestros, ni han cumplido con su obligación de respetar la voluntad mayoritaria de una población que únicamente busca ser independiente y disponer de todo aquello que sucesivamente se le ha negado».

La lectura de los resultados de las diferentes convocatorias electorales permite deducir que los votantes que han llevado a OSP a ser una fuerza determinante se ubican mayoritariamente a la izquierda en el arco ideológico. Por ello existe la percepción de que tras el acuerdo que devolvió la Alcaldía a Ángeles Muñoz los actuales gestores de la Tenencia de Alcaldía pueden ser castigados en las urnas y que por lo tanto el espacio político identitario de San Pedro está en disputa. No sólo el PSOE, Izquierda Unida y Podemos aspiran a quedarse con buena parte de ese pastel. Ayer saltó a escena otro actor más. Falta por ver si ese protagonista tendrá continuidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos