TAMBORES DE GUERRA

Nos encontramos precisamente en un puerto de tercera o segunda, con gran movimiento en el pelotón político

ARTURO REQUE

Suenan tambores de guerra. Con nada que abramos la ventana nos llegan señales de que empieza la batalla. Realmente nunca ha cesado, pero hay momentos que los estrategas políticos consideran como inicio del ataque hacia el objetivo final, en este caso, las elecciones municipales 2019.

Queda un largo periodo, pero como si de la Vuelta a España se tratase, se debe desgastar al oponente desde lejos, tratando de que sea tu equipo quien lleve el control de los tiempos. Lanzar ataques menores, por parte de los gregarios, para llegar al último puerto con todos en fila de a uno y las fuerzas al límite, preparando el momento para el demarraje final del líder.

Nos encontramos precisamente en un puerto de tercera o segunda, con gran movimiento en el pelotón político. Nuestro querido Diario Sur nos trae cada día una nueva noticia sobre alguna acusación entre los principales partidos de nuestra ciudad. Vale cualquier tema aunque sea reiterativo ya que se trata de desgastar en un cansino juego de acusar y de desmentir, de sacar los colores o de ponerse medallas. Vuelve el turbio asunto de las lindes, en una versión más funcionarial que política o que los propios terrenos en sí. El TSJA paraliza cautelarmente el nombramiento de los directores generales del Ayuntamiento a instancias del recurso presentado por el PSOE. Marbella y el TSJA: ¿su bestia negra, o su protector?. Vuelve a anunciarse el proyecto de la mejora de la A7, y van...., aunque en esta ocasión ya nos muestran un proyecto más concreto, tanto, tanto, que se ha quedado reducido al tramo dirección Marbella entre el Rosario y Río Real. (¿Acaso no hay accidentes en el resto que precisan de manera urgente una intervención global?) Para colmo, es un proyecto redactado desde un despacho lejano, tan lejano, que solo contempla al coche, al entender que es la única manera de movilidad que debe considerarse en nuestra zona... Algo no están comprendiendo. ¿No será que nadie se lo ha explicado?

Como en el poema de Gustavo Adolfo Bécquer, «Volverán las oscuras golondrinas de tu balcón sus nidos a colgar», de esa misma manera vuelve cada temporada los anuncios de gobernantes y promotores de la mano recordando que van a desarrollar su proyecto en nuestro municipio, aquel que llevan anunciando meses. ¿A qué se debe tanto anuncio? ¿Estrategia política? ¿Estrategia empresarial? ¿O más bien un reflejo de una realidad? Esa que nos indica que es tal la lentitud en la concesión de licencias y tantos los pasos burocráticos que al cerrar cada uno de ellos vuelven a festejarlo como un éxito.

En otra escala de esta carrera municipal, nos encontramos con obras realizadas por unos que no inauguran los otros y así, se dejan en tierra de nadie. Si bien no me gustan las placas de 'Realizado durante el mandato de', sí deben presentarse en sociedad para que las conozcan el resto de ciudadanos ya que cualquier actuación es para todos, no solo para los vecinos de la zona. Y ya puestos, dedicarle el mantenimiento adecuado como si fuera 'hijo' tuyo y no del vecino...

Me quedan en la recámara un par de asuntos/edificios que están en boca de todos estos días: El Museo de los Bonsáis, y el edificio paralizado y grafiteado junto al Hospital de Nunca Acabar. No sé, me genera una sensación de impotencia ver que para poder tener una biblioteca municipal en condiciones sea necesario tener que renunciar a uno de los pocos museos que tenemos, en un cambio de uso no demasiado claro si no es con una importante trasformación constructiva ya que las condiciones para los bonsáis no es la misma que para los libros. Y respecto al aclamado edificio para uso como Palacio de Justicia, vuelve a ser Rocambolesco que se tenga que aprovechar un edificio ilegal -que sinceramente yo esperaba fuese el edificio ejemplar a demoler, dejando en paz al Banana Beach de una vez- como sede de nuestra ansiada mejora judicial y, al igual que con el de Urbanismo, tenga que tener su sede en una construcción ilegal. Me da que seguimos estando enmarañados y no sabemos cómo desenredarnos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos