El tamaño de las croquetas

ROSA BELMONTE

El sábado me pusieron croquetas gigantes. Me acordé de lo que escribe Trapiello en 'Sólo hechos', vigésima entrega de su 'Salón de pasos perdidos'. Cuenta una visita al manicomio de Santa Coloma de Gramanet, donde preguntaron a una muchacha de veintitantos por qué estaba allí: «Verá, yo estaba sirviendo en casa de una señora; a ella le gustaban las croquetas pequeñas, y a mí grandes. Le decía, las croquetas tienen que ser grandes, y ella que pequeñas. Yo se las hacía grandes, y empezó a decir esta niña está loca... Y aquí me tiene. ¿Y por qué me han traído a mí y no a ella?...». Genet podría haber hecho 'Las criadas 2. Más locas todavía'. Según el psiquiatra Tobeña, el independentismo catalán no es una patología. Y lo de la tan manoseada locura separatista, un error que ha cometido la intelectualidad española (hombre, intelectualidad...). Yo ni siquiera sé si las croquetas tienen que ser grandes o pequeñas, voy a saber quién es el loco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos