SPAM

ARTURO REQUE

QUÉ liberación cuando se aprieta la tecla que ordena Eliminar todos los mensajes de spam ahora. Qué alivio ante tanta basura, engaño e intento de seducción de entes que no sabemos quiénes son ni cómo han dado con nosotros. Para los más mayorcitos explico que SPAM es la carpeta de correo electrónico donde se almacén los correos no deseados, filtro preestablecido a priori a decisión del propio internet pero que cada usuario puede personalizar.

Cada vez tengo más claro que todos somos un poco Truman y formamos parte de un show donde somos observados por millones de ojos. Ojos mercantilizados, ojos curiosos, ojos perversos, ojos enamorados, ojos enfermizos, ojos paranoicos...Miles de formas de acechar que conforman el universo digital en el que nos hemos dejado encerrar bajo el engaño de una amplitud de conocimiento gratuito e ilimitado. Un supuesto mundo en el que desde el anonimato podríamos vencer nuestras timideces, miedos e incluso romper la coraza de la ética conservadora sobre la que nos han educado sin temor a las represalias. Libertad de opinión y actuación a cambio de nada...¿de nada? ¿Cuánto hemos ganado y cuánto hemos perdido? Debate estéril que puede tener tantas respuestas como cibernautas hay en el planeta. La realidad es tan cruda que incluso el más crítico respira bits de esta tecnología, dejando por tanto su huella en forma de cookies, permitiendo, aunque no lo quiera, ser observado por esos ojos que todo lo ven.

Basta comprobar la cantidad de esos correos llamados no deseados que nos llegan a la carpeta de SPAM para darnos cuenta de que somos carne de cañón, atacándonos donde somos más vulnerables: el cotilleo/voyerismo, el dinero fácil, el éxito inmediato, oportunidades únicas y exclusivas...en inglés, chino o árabe, da igual, nos lanzan el anzuelo desde todas partes.

¿Se imaginan si se pudiera aplicar este filtro informático al torrente de noticias que nos invaden todos los días como gotas de agua perforando nuestro cerebro? Cataluña, cataluña, cataluña,...tic-tac-tic-tac; Puigdemon, puigdemon, puigdemon,... tic-tac-tic-tac; el procés, el procés, el procés, tic-tac-tic-tac...

También debería poder ser aplicable el filtro a nuestros asuntos locales donde todo aquello que nos intenten vender por puro interés partidista pasase a ser considerado SPAM: tren no, tren sí, AVE si, cercanías no, por arriba, por abajo, lo tenemos todo preparado para presentar el proyecto antes de...; el POTCOS no lo ha previsto pero es prioritario para nosotros...¡No me negarán que están saturados de tanta manipulación! No hay un sólo asunto local que nuestras fuerza políticas traten con el objetivo único que debe ser el beneficio y mejora de la ciudad y no el suyo propio, entrando en continuo acoso y derribo del oponente, mirando siempre con perspectivas electoralistas, modificando la opinión según en qué lado del estrado se encuentren en ese momento y esto sí que es vergonzante. (Generalizo muy a mí pesar ya que hay personas muy válidas en todos los grupos políticos pero que se deben a la disciplina de partido. Verlo siempre a la inversa del contrario).

No tenemos cultura del debate productivo; ni los que nos representan en las instituciones públicas ni los ciudadanos. No nos educan para eso y, bajo la excusa de nuestro carácter impetuoso, ni lo intentamos.

Marbella necesita acuerdos, consensos y debate transparente. Necesita que sean escuchados todos los sectores que participan en la vida diaria, sin siglas ni balanzas electorales. Trabajar por un modelo de ciudad basado en nuestra identidad, desde la educación a la innovación.

Mientras sigan enfocando sus ideas de manera partidista me seguirán llegando como SPAM y por lo tanto teclearé la tecla de borrar el correo no deseado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos