Sospechas evidentes

Lalia González
LALIA GONZÁLEZ

El auto de la jueza Núñez por el ERE de la Faja Pirítica de Huelva y Sevilla es una nueva derrota de Mercedes Alaya. Ya van muchas: la absolución de todos los procesados por la venta de suelos de Mercasevilla, el carpetazo a la 'pieza política' de los cursos de formación, la propia organización de la instrucción, que Núñez ha despiezado y agilizado, contra el criterio de su antecesora, mientras otra de sus macrocausas, sobre el Betis C.F., parece que pincha también en tribunales. Pero en el caso de la minería no es solo un problema de criterio, es que parece revelar algo más peligroso, de lo que se viene alertando desde muchos puntos y desde hace mucho tiempo: no se estaba persiguiendo irregularidades, sino a políticos. Alaya tuvo paralizada la denuncia de la Junta durante más de un año. Al final pidió informe a los peritos de la IGAE en vez de investigar las irregularidades. Los peritos contestaron que el procedimiento era correcto. Ahí quedó todo por lo que se refería a Alaya. Los peritos en concreto, nombrados por el Ministerio, y su informe en el caso del 'procedimiento específico' contra Chaves, Griñán y otros, ha sido pieza clave, por cierto. Pero el auto de Núñez pone en solfa este peritaje, como también puede evidenciar que desenmascara las intenciones de la mediática jueza: si el procedimiento por el que se concedían las ayudas era correcto no podía haber materia delictiva. Pero resulta que hubo más de 50 intrusos con ese procedimiento «correcto» para Alaya. Por tanto, si con un trámite correcto hubo tantos intrusos como con el perseguido 'procedimiento especifico' durante ocho años parece obvio que no hay relación causa-efecto entre procedimiento e irregularidades.

Aparte está el tema de que haya dos exaltos cargos de Aznar entre los imputados, que arroja sospechas añadidas de arbitrariedad a una instrucción que ha tenido en jaque a la Junta durante ya más de cinco años y ha arrasado con la fama de políticos honestos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos