La 'sorpresa' de Europa

La rotonda

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

Las mujeres españolas han pasado por la derecha y por la izquierda a todos los colectivos. Al estar en Berlín con motivo de la ITB, donde por cierto las funcionarias y profesionales presentes en la feria no secundaron la huelga, quizás no apreciamos en su magnitud lo que ha pasado en nuestro país, en una convocatoria con un éxito sin precedentes y en un grito unánime en contra de la desigualdad. Que a estas alturas del siglo XXI, con tantos y tantos derechos adquiridos y conquistados, haya brechas salariales y diferencias entre sexos es verdaderamente vergonzante, y la mujer española puede tener a gala haber sido ejemplo no sólo en Europa, sino en el mundo. De ahí que las televisiones y los periódicos alemanes hayan elegido imágenes de diversas ciudades de nuestro país para abrir sus informativos, igual que lo han hecho históricos santuarios informativos como la BBC o el New York Times. Porque lo que ha pasado en España este histórico 8-M ha dejado con la boca abierta a medio mundo, incluidos a los propios berlineses, que han mostrado su sorpresa por lo acontecido, porque aquí, en la capital de la todopoderosa y avanzada Alemania no hubo ni manifestaciones ni concentraciones, poco más que una declaración pública de la necesidad de que haya igualdad por parte de la canciller Angela Merkel, y paren de contar. Las calles no se tiñeron de colores, porque además, aunque muy reivindicativas, por lo que se ve en todos los telediarios de medio mundo, la gente iba feliz en un ambiente festivo, no tanto por lo que estaban obligadas a pedir, eso es lógico, sino por cómo se estaba haciendo y por la tremenda empatía conseguida en muchísimos sectores de la vida diaria de nuestras ciudades. Ante esto, la miopía tremenda de Ciudadanos y la 'inoportunidad' de no pocas declaraciones de líderes del PP; aunque se equivoca Garzón (como que no iba a aparecer, Dios...) con sus tuiters y afirmaciones, que parece que todo lo han hecho él y Pablo Iglesias. Una cosa es una cosa y otra el intento de politización que se está intentando hacer en un claro arribismo, en un «me subo al barco a ver si tiro al otro por la borda» y eso es un error. La única que salió ganadora ayer tenía artículo femenino: la sociedad española, porque para que exista un claro equilibrio democrático en la vida de todos tiene que existir una igualdad entre géneros, sin diferencias entre hombre y mujer en ninguno de los aspectos. La España de los chistes fáciles y de las 'Marujas' se ha ido definitivamente al garete en este histórico 8 de Marzo, que pasará a los anales por la movilización sin precedentes que llenó las calles con un lema: todos iguales. Que nadie dude de que el paso dado ayer servirá, además, para 'despertar' a otros países, donde parecen no estar tan concienciados como en el nuestro. Ser líderes en esto es también un orgullo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos