La rotonda

Sí sin sorpresa

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

FRANCISCO de la Torre dijo sí, lo cual no ha sido una sorpresa para casi nadie. Ni siquiera para su esposa, que era la principal interesada en que no repitiera. No es por presumir de pitoniso, pero ya se había advertido hace semanas en esta misma Rotonda que la decisión final no sería una cuestión doméstica, ni mucho menos, entre otras cosas porque el PP, que según las encuestas no está para muchas florituras, no podía dejar al azar casero la alcaldía más importante de cuantas tiene en España. Ahora mismo, el gran objetivo popular es mantener la Casona del Parque y la Diputación Provincial, que más o menos vienen una de la mano de la otra, por aquello de las sumas, los pactos y la vida misma. Por tanto, no había otra opción porque para ello, De la Torre tendría que haber cedido su sillón a su hipotético futuro sucesor con tiempo suficiente para que quien fuera hubiese tenido presencia como alcalde y acciones como tal. No se hizo,por tanto decir que no y ceder el testigo en vísperas de las elecciones era, simple y llanamente, un suicidio. La margarita no tenía muchas opciones de deshoje más.

No bajan las aguas calmas por los senderos electorales del PP, pero a nivel local puede que no le tengan tan crudo como se vaticina a nivel nacional. De la Torre tiene una edad, torpe caballo de batalla de la oposición, pero también un indudable tirón entre la ciudadanía, más allá de las siglas electorales. No es menos cierto que será difícil que mantenga su ritmo vital en la próxima legislatura si mantiene su despacho, pero los años no pueden ser nunca ni mérito ni demérito para gobernar, que eso se mide por otros parámetros, aunque en este extraño mundo de voceros irredentos dueños de las redes sociales se esgrima no sólo esto como hándicap, sino un montón de absurdas cosas más.

Sea como fuere, el PP se juega mucho en estas municipales, entre otras cosas porque mantener 13 concejales o superar este registro se antoja, en estos tiempos de atomización política, harto difícil.

Así las cosas, cuatro cabezas de lista de las próximas municipales parecen claros: De la Torre por el PP; Daniel García por el PSOE; Juan Cassá por Ciudadanos, y Eduardo Zorrilla por IU. La marca blanca de Podemos es una incógnita. Lo cierto también es que hacer conjeturas a algo más de un año para la convocatoria a las urnas es tan precipitado como baladí. Pueden pasar tantas cosas de aquí al 2019 que todo lo que se diga al respecto puede cambiar cuando menos te lo esperes, porque si hay algo sensible es la opinión pública, que para nada tiene que ver muchas veces con la opinión publicada, aunque a base de tuiteros organizados intenten demostrar lo contrario y haya incluso quien se lo crea. Tiempo al tiempo. Hoy ni siquiera valdría una encuesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos