Siri

Siri es la voz del sistema operativo de Apple, que es la pera

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

Hace unos meses sorprendí a uno de mis hijos preguntándole a Siri qué le preguntarían en el examen de 3.º de Primaria del día siguiente. Siri se fue por los cerros de Úber. Yo nunca le he preguntado nada a Siri, aunque me agrada que le haga caso a mis hijos con su voz cálida, incluso cuando una vez le preguntaron si era tonta, que no lo es. Hace años alquilé la película 'Her' tras leer en estas páginas la crítica de Miguel Ángel Oeste. En ella, el personaje que interpreta Joaquín Phoenix se enamora de la voz del sistema operativo de su ordenador. Siri es la voz del sistema operativo de Apple, que es la pera. Resulta que tras la voz de Siri se esconde un cuerpo y una sonrisa, una mujer que, pese a no parar de trabajar, está en paro. Se llama Iratxe Gómez y es de Zamudio, en Vizcaya. Puso voz al GPS de vehículos de alta gama (al llegar al cruce gire a la derecha), y esta empresa vendió su voz a Apple, que la convirtió en Siri, sin pagarle un duro, que es como un euro pero más gráfico, pues le aseguraron que los derechos de copyright habían vencido, así que su voz ya es patrimonio de la humanidad. Con la grabadora de mi teléfono medio inteligente voy a grabar algunas frases de Siri y las voy a usar para comprar en la frutería, para dirigirme al conductor de primera que no se detiene en el penúltimo paso de cebra que queda en mi calle. Los otros han pasado a estar regulados por semáforos, qué fracaso en el grado de civilización de esta ciudad. Si me acuerdo, luego le preguntaré a Siri cuál es la mejor ciudad del mundo, aunque igual dice que Zamudio, donde por cierto estaba la rotativa del diario 'El Correo', al menos hasta que ETA se la cargó con una bomba en 2008.

El mes pasado se me rompió mi tablet. No es tan extraño porque la tengo desde que Steve Jobs era chico, pero al leer ayer aquí que Iratxe Gómez lleva en paro desde mayo no he podido dejar de relacionar ambos acontecimientos. Un técnico me aseguró que no merece la pena arreglarla, pero me pregunto si con la reparación podría recuperar su empleo Iratxe Gómez, o encontrar otro (un empleo mejor: más salario y menos horas, más cómodas además, con las horas extras pagadas). Lo tenemos complicado, pues Iratxe tiene ya 43 años, una edad estupenda por otra parte, así que no es nini ni na. A lo mejor cuando llama a una empresa interesándose por una oferta de empleo le dicen lo siento, no atendemos a operadoras, pero ella sonreirá, siempre sonríe. Sólo he visto una foto de ella pero la sonrisa parece ser natural en ella, y las palabras de la entrevista la acompañan, palabras a las que yo le pongo voz, la suya. Un buen pirata informático debería hackear la voz y cada vez que alguien preguntase algo a su dispositivo electrónico que Siri contestase: lo siento, estoy en paro y además compraron mi voz sin permiso. Apple es una multinacional estadounidense con componentes fabricados en China, país donde ha vivido Iratxe, que es profesora de inglés. Siri ¿hay trabajo después de los 40?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos