Sijena y las monjas

ROSA BELMONTE

No sé cuántos de los que protestaban ayer por el traslado de las obras de arte de Sijena han ido a ver las cajas sepulcrales, los relieves de alabastro o las pinturas (sobre todo lo que estaba en los almacenes). Es verdad que el ambiente en la Cataluña llorica post Pla no está para llevarse cosas (salvo disgustos). Pero se trata de ejecutar una sentencia judicial, no una orden del Gobierno español aprovechando que Soraya es la virreina y el 155 pasaba por allí. Había gente en la puerta del museo de Lérida diciendo que les estaban robando. Desde las CUP hablaban de «botín de guerra». Como si Méndez de Vigo hubiera llegado con el 'Diccionario de Artistas Españoles' de Agustín Ceán Bermúdez, igual que los franceses durante la Guerra de la Independencia en Sevilla. Como si hubiera llegado el mariscal Soult a llevarse los 'murillos' a Francia. A veces no es difícil distinguir un robo de lo que no es un robo. La que han liado las monjas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos