Siete de cada diez jóvenes

8.123 estudiantes que aprobaron la selectividad creen muy probable tener que trabajar de lo que sea

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

Un estudio del Instituto Andaluz de la Juventud indica que un 20% de los adolescentes no usa preservativo. En el pleistoceno se acercó una socióloga a mi grupo de amigos adolescentes y nos preguntó si usábamos condón. El más osado dijo claro, y el más sincero dijo ojalá, mire usted, si no nos comemos una rosca. La mitad de nuestros familiares adolescentes ha mantenido relaciones sexuales, y de esa mitad, uno/una de cada cinco sin preservativo. Y encima protestan cuando les pedimos que se laven las manos antes de comer. Si queremos que sigan dentro de los márgenes que marca la estadística, que no se queden embarazadas hasta los 32, que no necesiten acudir a Proyecto Hombre a los 34, hay que hacer algo. Uno de cada cuatro, además, tira las toallitas al váter, pudiendo limpiarse en las cortinas, que ensucia más pero contamina mucho menos. O incluso usar toallitas pero tirarlas a la basura. Se están mezclando varios estudios, pero todos reales. El año pasado, 3.475 de los estudiantes que se examinaron de selectividad en Málaga, 11.733, reclamaron la nota, o sea un 33%. La mitad de nuestros brillantes expedientes, 5.866, ha mantenido relaciones sexuales, y además les ha quedado tiempo para estudiar; 2.346 sin preservativo. Una minoría importante, aquí sobre todo los varones, algunos muy machotes, ya han empezado a esnifar caca, o coca, que es casi lo mismo. Beber beben ellos y ellas, y les parece bien. Lo de la coca no tan bien pero no muy mal, para algunos es peor tirar la toallita al váter. Lo de las cortinas aún no se ha preguntado en las encuestas, pero cada vez hay menos. Ahora se estilan más los estores, más difíciles para usar como objeto de limpieza. Las cortinas, además, colgaban de soportes de madera que podían caer al tirar fuerte, así que este tipo de higiene conllevaba riesgos de rotura. Y ahora ponte a explicar, mientras te sangra la cabeza, lo que estabais haciendo.

8.213 de los estudiantes que aprobaron la selectividad creen muy probable tener que trabajar de lo que sea, a pesar de haber conseguido estudiar lo que más les gustaba, aunque algunos se han tenido que ir fuera, lo cual no es malo si se tiene dinero para permitírselo. 7.157 piensan que dependerán de su familia, y 4.575 creen que acabarán en el extranjero para conseguir un empleo. 5.866, la mitad, cree que su situación mejorará. Estos optimistas seguramente son los que han mantenido relaciones sexuales, siempre y cuando hayan sido placenteras, porque una mala experiencia puede condicionar todo lo que venga después, no olvidemos que 868 piensan que su situación irá a peor. Estos seguro que son los que tiran las toallitas al váter. Sólo a 2.000 les preocupa la violencia de género y a casi 6.000 la igualdad. Estos datos son verdaderamente falsos, pues se han extrapolados datos de toda la población juvenil a los que se examinaron de selectividad. Para compensar aquí va un dato que sólo les concierne a los examinados: el 70% encontrará trabajo rápido. O sea: 8.213 nuevos trabajadores. El porcentaje de contratos toallitas, para tirarlos a la basura, no está del todo claro.

Fotos

Vídeos