Sienes y sienes

ROSA BELMONTE

En las 'Memorias habladas, memorias armadas' de Concha Méndez (Renacimiento) también se habla de la universidad. Al menos a principios del siglo XX. En la presentación, María Zambrano escribe que Méndez (poeta y mujer de Altolaguirre) quería mucho a su hermano Pascual «porque fue el único que no le pegó cuando volvió a casa nada menos que de la Universidad». La propia Méndez abunda en la historia. Siendo ya mayor de edad, fue de oyente a un curso. Volvió a casa y su madre, que estaba hablando por teléfono, la llamó. «Al acercarme, me dio con la bocina en la cabeza. Me dio porque se había enterado por mi hermano de mi presencia en la universidad. Me abrió la sien y me salió un chorro de sangre». Ayer Pablo Casado dio explicaciones sobre su chichimáster en la Universidad Campechano. Y recordó su paso por la Universidad John Hopkins, no vayan a pensar que es Cifuentes. A los dos les están abriendo las sienes, pero él no va a sangrar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos