Séptimo infierno

ÓSCAR ROMERO

Para el proyecto fin de carrera de Helena García, en la especialidad de Dirección de Escena y Dramaturgia, se ha estrenado en el Teatro ESAD-Málaga la obra 'Depurados' que, escrita por Sarah Kane, se introduce en un perverso mundo generado por la soledad vital en que vive cada individuo, aunque se encuentre en el vórtice de una multitud de otros seres solitarios. Sarah Kane, en 'Depurados', presenta un mosaico de seres solitarios que buscan curar sus angustias personales en la botica que ofrece una sociedad podrida por traficantes y embaucadores, cuyas mercancías y armas son la inducción a vicios múltiples, previo pago, eso sí, de las mercancías tóxicas a consumir. Vendrán luego las ofertas de terapias de desintoxicación o búsquedas de amo o sexo, que forman el gran círculo del boyante negocio. Después, cuando ya los hayan destruido, no mostrarán el menor pudor humano por deshacerse mafiosamente de las víctimas. La puesta en escena es brillante en la creación de ambientes escénicos, de iluminación y sonido, así como en la composición estática y dinámica de las acciones; pero el texto adolece de simplismo literario y oscuridad de conceptos, a pesar de lo explícito y trepidante de las acciones y que contrastan con una lentitud agobiante de la expresión oral y eso, a pesar de que todo el elenco se entrega al máximo en sus interpretaciones de los muy abruptos personajes de la trama. Como resumen: buena puesta en escena, pero un ritmo y tensiones a mejorar; pero muy valiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos