Seguir así

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

El Chino era gitano y todavía lo es. Estaban a punto de practicarle la autopsia sin que estuviese muerto. Ya le habían marcado el pecho para abrírselo pero lo que se abrieron fueron los ojos del muerto, que pidió un cigarro. José Montoya, padre de El Chino, ha dicho que son gitanos pero no tontos y que el asunto no puede quedar así. Desde Instituciones Penitenciarias aseguran que se actuó de forma correcta; supongo que se refieren a que no le dieron el cigarro. Por lo menos el director de Instituciones Penitenciarias no se encontraba en Sevilla, que tiene un color especial. El director general de Tráfico estaba en Sevilla mientras miles de coches quedaban atrapados en la AP 6. Los Reyes son los Reyes, aunque después abres la cajita y ya ves, una corbata. El ministro del Interior, que se está haciendo terriblemente famoso, también estaba en Sevilla, pues además de ver si le regalaban otra corbata quería ver a su equipo, el Sevilla, ganar al Betis, pero no pudo ser. Tú verás que es gafe. El dispositivo de seguridad del 1 de octubre en Barcelona sirvió para dar argumentos a los independentistas y su defensa del internamiento de refugiados en la no cárcel de Archidona es un cipote. El director de la DGT, Gregorio Serrano, ha defendido su estancia en Sevilla explicando que con un teléfono y acceso a internet puede estarse en cualquier lugar. En parte tiene razón y hay veces que colocarse la ropa de Coronel Tapioca para la foto no es más que un paripé, como diría Zoido, su amigo el ministro, aunque estar hay que estar. En su perfil de twitter anuncia que no tiene Comunity Manager que le gestione el uso de internet. Parece que eso tampoco puede seguir así.

Un periodista contaba ayer en las redes sociales, donde no nieva aunque no para de tronar, que había quedado para desayunar con Pedro Sánchez en el hotel Palace pero que Pedro Sánchez había aparecido en el Ritz. No siempre sirve tener teléfono y conexión a internet. Hace justo tres años tampoco llegó a una conferencia que debía impartir en una universidad estadounidense porque se perdió. El rector de la University Georges Mason, que es español, expresó que ojalá Pedro Sánchez supiera dirigir un país mejor que manejar un GPS. Algunos españoles escalan hasta puestos altísimos, como Ángel Cabrera, el rector, o El Chino Montoya, que volvió a este mundo a echarse un cigarrito. Su padre pide que no todo quede así pero todo suele quedar así, o peor, así que por lo menos su hijo está vivo, aunque fumar mata. Este frío también es mortal y encima aquí abajo estamos deseando ver la nieve, y se nos olvida mirar el parte meteorológico y consultar si hay carreteras cortadas. Somos despreocupados y exigimos que nos cuiden y ni nos cuidan ni nos hacemos responsables, por lo que todo queda así, con miles de coches atrapados en la AP 6 y un buen puñado en la carretera de Ronda y los jefes en Sevilla. No soy nadie para dar consejos y las autopistas no sé, pero las autopsias deberían empezarse por los pies, por si las moscas. Mejor cojo que muerto, como el vivo Montoya.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos