s

Sansonas del siglo XXI

En diagonal

ROSA BELMONTE

Me he comprado una plancha. Porque para las labores propias de mi sexo es mejor que la plancha sea buena. Quizá no hay labores propias de mi sexo (salvo la de parto). Sí hay un movimiento (no sé si 5.000 firmas son un movimiento) para eliminar «sexo débil» del DRAE. «Conjunto de las mujeres» dice que significa eso. La RAE sólo va a indicar la intención despectiva o discriminatoria. La petición llega con el lema #Yonosoyelsexodébil. Pues, mira, yo sí. También cerebro débil, vale. Me gustaría ser la Sansona del siglo XX y arrastrar un autobús de diez toneladas. O tener los brazos de Lidia Valentín, pero no es el caso. La dominación masculina, luego intelectualizada, tiene su origen precisamente en la fuerza física. Como escribió Margaret Atwood (y luego copió 'The Fall'), los hombres tienen miedo de que se rían de ellos y las mujeres de que las maten. Yo sí soy el sexo débil y no vivo en la remota isla de Themiscyra, la de Wonder Woman.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos